Encuentran contaminantes hormonales en mordedores para bebés

Un equipo de investigadores de la Universidad de Goethe ha encontrado contaminantes hormonales (EDC) al analizar mordedores para bebés. En uno de los diez mordedores analizados encontraron parabenos, un disruptor endocrino bien conocido, mientras que en otro de los juguetes analizados hallaron la acción de al menos seis disruptores endocrinos sin identificar (consulta la lista de contaminantes hormonales en nuestra guía).

Como los niños son especialmente vulnerables a los EDC, los  investigadores consideran que la presencia de parabenos en juguetes es sorprendente, ya que pueden actuar como estrógenos e inhibir los efectos de los andrógenos en los niños. Los parabenos son utilizados normalmente como conservantes en productos cosméticos. El uso de dos parabenos en cosméticos para bebés ya fue prohibido recientemente por la Comisión Europea.

Más llamativa aún es la presencia de disruptores endocrinos no identificados. Según los investigadores, la diversidad química de los plásticos y sus aditivos puede dar lugar a contaminantes hormonales inesperados que escapen a análisis dirigidos a productos ya conocidos. Aunque el estudio apunta métodos para identificar estas sustancias, los propios investigadores indican que la alternativa más sencilla, ante la falta de información por parte de las empresas y la complejidad de los análisis, sería diseñar productos sin ellas.

Es importante recordar que los bebés y los niños son especialmente vulnerables a los contaminantes hormonales, ya que sus tejidos y órganos aún están en desarrollo bajo el estricto control del sistema endocrino. La interrupción o alteración de este proceso puede conducir a un desarrollo incorrecto que se traducirá en enfermedades en una etapa posterior de la vida.

Según Martin Wagner, del departamento de Ecotoxicología acuática de la Universidad de Goethe:

“Nuestro estudio muestra que los juguetes de plástico son una fuente de productos químicos indeseables. Los fabricantes, los organismos reguladores y los científicos deberían investigar más a fondo los contaminantes de los juguetes de plástico.”

Referencia: Elisabeth Berger, Theodoros Potouridis, Astrid Haeger, Wilhelm Püttmann and Martin Wagner: Effect-directed identification of endocrine disruptors in plastic baby teethers, en: Journal of Applied Toxicology, 18.5.2015, DOI: 10.1002/jat.3159

Anuncios