Greenpeace encuentra contaminantes hormonales en la ropa de montaña de las grandes marcas

Informe "Dejando huella de Greenpeace"
Informe “Dejando huella de Greenpeace”

La organización ecologista Greenpeace denuncia en su informe “Dejando huella”, presentado ayer en la feria de ropa de montaña ISPO Munich, la presencia de contaminantes hormonales en la 36 de los 40 productos analizados de marcas como The North Face o Mammut.

En este caso, los contaminantes hormonales analizados son los llamados PFCs, sustancias per y polifluoradas, que se utilizan como impermeabilizantes y antimanchas en ropa de montaña y escalada, botas y equipos de acampada, como mochilas, tiendas o sacos de dormir. Un ejemplo de PCF encontrado es el ácido perfluorooctanoico (PFOA) que está clasificado como sustancia extremadamente preocupante y propuesta para su restricción por la normativa REACH europea y que el estudio ha encontrado en once muestras.

Los PFCs, son disruptores endocrinos (EDCs), es decir, son sustancias que interfieren el correcto funcionamiento de nuestro sistema hormonal, pudiendo producir daños en la función reproductora, como pérdida de fertilidad, daños en el metabolismo e incluso cáncer en órganos dependientes de las hormonas, como cáncer de mama, testículos o tiroides.

Los PCFs de la ropa se liberan a los ecosistemas, contaminándolos de forma permanente ya que son muy persistentes. Pueden desplazarse a grandes distancias y son bioacumulables, es decir, se acumulan en los organismos vivos (por esa razón se han encontrado en los hígados de osos polares, en la sangre de niños de las islas Feroe, como vimos en este post y en la leche materna, como vimos en este otro post).

Dada su peligrosidad y persistencia, el año pasado, más de 200 miembros de la comunidad científica firmaron la Declaración de Madrid (Madrid Statement), que recomienda evitar el uso de todos los PFC en la producción de artículos de consumo siguiendo el principio de precaución.

Además, existen alternativas al uso de PFCs, como indica el hecho de que cuatro de los productos testados no los contengan. Como indica el estudio:

Algunas marcas de material de montaña más pequeñas, como Paramo, Pyua, Rotauf, Fjällräven y R’ADYS, cuentan ya con colecciones enteras de prendas impermeables funcionales sin PFC

Cada vez somos más las organizaciones ecologistas que demandamos el derecho a vivir una vida libre de tóxicos. Agradecemos a Greenpeace este estudio, que forma parte de la campaña Detox My Fashion, que desde 2011 trabaja para garantizar que se eliminen las sustancias químicas peligrosas de la ropa, permitiendo que las marcas asuman el compromiso de eliminar todos los tóxicos de su producción, antes del 2020.

Por desgracia, ninguna de las grandes marcas de material de montaña se ha unido a este compromiso, a pesar de que deberían ser las primeras en liderar la transformación hacia productos sin PCFs. Greenpeace ha habilitado este link para que quien lo desee, haga una petición a las grandes marcas de ropa para solicitar la eliminación de estos contaminantes hormonales.

Aquí tienes el link al estudio

Y al vídeo de la campaña de Greenpeace

 

contigo-2cd0d

Contigo podemos hacer mucho más. Si quieres asociarte, pincha aquí.

Anuncios