“Mejor no saber”, el documental del Escarabajo Verde sobre el bisfenol-A

El pasado viernes, el programa El escarabajo verde volvió a emitir este interesante documental, con datos sobre el bisfenol-A y otros contaminantes hormonales y entrevistas con expertos como el Dr. Nicolás Olea.

A 2017, esta información sigue siendo de actualidad ya que los disruptores endocrinos, a los que pertenece el Bisfenol-A, siguen sin regularse y toda la población se expone a ellos en productos de uso diario. Leer más ““Mejor no saber”, el documental del Escarabajo Verde sobre el bisfenol-A”

Un millón de firmas por una Europa libre de glifosato y plaguicidas

 

logo-stopglifosato-alargado-www
Pincha en la imagen para votar

 

La Iniciativa Ciudadana Europea “Stop Glyphosate” puede conseguir la reducción del uso de plaguicidas en Europa, importante para la protección de la salud humana y del medio ambiente e imprescindible en España, que lidera el consumo europeo de estos tóxicos. Leer más “Un millón de firmas por una Europa libre de glifosato y plaguicidas”

Los dos tipos de cáncer más detectados en España se relacionan con la exposición a contaminantes hormonales

Figura 2.18 del Estado de la ciencia sobre disruptores endocrinos (OMS y PNUMA)
Figura 2.18 del Estado de la ciencia sobre disruptores endocrinos (OMS y PNUMA)

Los dos tipos de cáncer con mayor incidencia en España son el cáncer de mama en mujeres y el de próstata en hombres, ambos relacionados con la exposición a disruptores endocrinos. Sin embargo, este hecho ni se nombra en el reciente informe de la Sociedad Española de Oncología Médica. Leer más “Los dos tipos de cáncer más detectados en España se relacionan con la exposición a contaminantes hormonales”

Residuos de glifosato y otros tóxicos en pañales infantiles

baby all fours

Un estudio encuentra glifosato y otros tóxicos potencialmente peligrosos en pañales de venta en Francia.

Leer más “Residuos de glifosato y otros tóxicos en pañales infantiles”

¿Por qué no aparecen residuos de glifosato en los alimentos españoles?

manzanas-sin-glifosato

El glifosato no aparece en los residuos de alimentos españoles porque no se busca.

El reciente estudio Directo a tus hormonas. Guía de alimentos disruptores ha encontrado en los alimentos españoles 33 plaguicidas que pueden alterar el sistema hormonal, pero ni rastro del herbicida más utilizado en España, el glifosato. Leer más “¿Por qué no aparecen residuos de glifosato en los alimentos españoles?”

Adiós al glifosato en las carreteras de Madrid

Camión rociando glifosato en una carretera española
Camión rociando glifosato en una carretera española

El mantenimiento de las carreteras españolas con glifosato ha puesto en peligro la salud de automovilistas, ciclistas y habitantes de las poblaciones vecinas, además de dañar los ecosistemas cercanos. 

Sin embargo, rara vez somos conscientes (incluso informados) de que operarios o camiones, como el de la fotografía, están liberando al ambiente un tóxico clasificado como “probable cancerígeno” por la Organización Mundial de la Salud y al que numerosos estudios relacionan con daños al sistema hormonal (es sospechoso de ser un contaminante hormonal o disruptor endocrino).

Estos últimos meses hemos vivido una gran movilización social en contra de tóxicos que, como el glifosato, dañan la salud humana y el medio ambiente. Fruto de esta movilización más de 200 municipios y regiones están abandonando el uso de herbicidas que tienen como principio activo el glifosato. (Ver mapa de municipios libres de glifosato)

Este verano, la Dirección General de Carreteras e Infraestructuras de la Comunidad de Madrid, ha hecho público el compromiso de abandonar el uso de herbicidas con glifosato en el mantenimiento de las carreteras de toda la Comunidad:

Fragmento de la carta enviada a Ecologistas en Acción:

Respuesta glifosato carreteras CM

Puedes ver la carta aquí: Información ambiental relativa a los tratamientos con herbicidas en los márgenes de las carreteras de la Comunidad de Madrid

Aunque esta noticia es positiva, se debe recalcar que esta declaración no es vinculante y deberemos vigilar que se materialice en acciones concretas, como por ejemplo, que incluyan este compromiso de abandonar el glifosato en los pliegos de condiciones técnicas de las contratas entre Administración y empresa gestora.

Nuestro objetivo es que las administraciones y las empresas gestorias opten por los métodos de la jardinería ecológica, en lugar de considerar que los pesticidas (herbicidas, insecticidas, etc…) son “la mejor opción”.

Desde Ecologistas seguiremos con nuestra campaña para que municipios y regiones prohíban el uso del glifosato en sus zonas públicas, como recomendó, de manera no vinculante, el Comité de Plantas Animales, Alimentos y Piensos del 11 de julio de 2016.

La población Europea seguirá expuesta al glifosato 18 meses más, hasta que la Agencia Europea de Sustancias y Mezclas Químicas (ECHA), finalice su evaluación de los riesgos para la salud y el medio ambiente del famoso herbicida creado por Monsanto. 

Por el momento, Europa ha prohibido el uso de la tallowamina que acompañaba al glifosato en muchas formulaciones, como el famoso Roundup, por su toxicidad. También recomienda (pero no obliga) a los Estados miembro que eviten el uso de glifosato en zonas como parques o zonas de juego y que controlen el uso de glifosato previo a la cosecha, debido a la gran cantidad de residuo del pesticida que queda en los alimentos.

Desde Ecologistas en Acción seguiremos luchando por el desarrollo de la agricultura ecológica y la eliminación de estos venenos de nuestro entorno y nuestros alimentos.

Si quieres añadir tu localidad al mapa, o ayudar a que tu localidad lo prohíba, escribe a nobiocidas@gmail.com

 

Apoyo masivo a la carta al Gobierno para que diga no al glifosato

 calaveraglifosatorecortada copia

Mañana, en el Parlamento Europeo votará sobre la autorización del herbicida glifosato hasta el 2031. Esa decisión, no vinculante, puede suponer otros 15 años más de exposición a un herbicida “probablemente cancerígeno” y disruptor endocrino en nuestros parques, jardines y alimentos (los alimentos europeos tienen restos de este tóxico, siendo el último caso hallado el de la cerveza alemana).

La oposición social a este pesticida en España es masiva y no deja de crecer: además de las miles de firmas individuales recogidas, 68 nuevas organizaciones se unen hoy a las 59 que enviamos una carta, la semana pasada, a los Ministros Tejerina y Alonso para pedir que España diga no al glifosato. (Ver post de carta a los Ministros)

Queremos presionar al Gobierno español, que se ha mostrado a favor de la reautorización del glifosato. España sigue la posición de la Agencia Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA), que no ve ningún riesgo en el uso del herbicida, a pesar de que la Agencia Internacional para el estudio del Cáncer (IARC), de la OMS, lo clasificó como “probable cancerígeno” el año pasado, además de ser una sustancia sospechosa de ser disruptora endocrina. (Ver post).

Hasta el momento, la presión social ha dado frutos ya que se ha conseguido que cuatro Estados Miembro (Francia, Italia, Suecia y Países Bajos) muestren públicamente su oposición al herbicida en el pasado Comité Permanente de Plantas, Animales, Alimentos y Piensos de marzo y la reautorización se haya tenido que  posponer a mañana en el Parlamento.

Falta de transparencia en los estudios de carcinogenidad

La industria de pesticidas no ha hecho públicos todos los estudios sobre el potencial cancerígeno de glifosato por “mantener sus intereses comerciales y la propiedad intelectual”. Este hecho atenta contra las leyes de transparencia europea y conduce a controversias como ésta:

  • La IARC (Agencia Internacional para el estudio del Cáncer) analizó los 8 estudios de carcinogenidad que son públicos: concluyó que el glifosato es un “probable cancerígeno para humanos”.
  • La EFSA (Agencia Europea de Seguridad Alimentaria) revisó 14 estudios, los que son públicos junto a otros que no lo son: concluyó que el glifosato no es cancerígeno.

¿Qué seguridad nos aporta, como ciudadanos, esta divergencia de opiniones? ¿Por qué no son públicos todos los estudios sobre sustancias que se liberan en el ambiente y pueden afectar a nuestra salud? Cuando se ha preguntado a la EFSA sobre estas cuestiones, la respuesta ha sido que los estudios no publicados, que no fueron accesibles para los expertos de la IARC, eran casualmente, los de mayor importancia y los que han hecho concluir que el glifosato es inocuo.

El propio Comisario de Salud, Andriukaitis, ha escrito una carta el 4 de abril a Richard P. Garnett, de Monsanto Europa, Presidente del lobby del glifosato, el Glyphosate Task Force, pidiendo que haga públicos todos los estudios de la industria. Pero la industria sólo permitirá acceder a los estudios “en salas de lectura”, al estilo del TTIP. Ver Carta de GTF al Comisario Andriukaitis

La lucha de las organizaciones en este sentido es doble: seguir presionando para que la población no esté expuesta a tóxicos como el glifosato y además,  exigir que se cumplan las leyes de transparencia y los estudios de toxicidad se hagan públicos.

La Comisión y los Estado Miembro tendrán hasta junio para tomar la decisión final…

Paralelamente, la propia EFSA sigue investigando el potencial del glifosato como contaminante hormonal, también llamado disruptor endocrino. La investigación no finalizará hasta el año 2017. Autorizar un pesticida antes de que se estudie sus daños a la salud y el medio por ser disruptor endocrino, es una práctica que atenta contra el Principio de Precaución y ha sido denunciada ante el Ombudsman.