“Mejor no saber”, el documental del Escarabajo Verde sobre el bisfenol-A

El pasado viernes, el programa El escarabajo verde volvió a emitir este interesante documental, con datos sobre el bisfenol-A y otros contaminantes hormonales y entrevistas con expertos como el Dr. Nicolás Olea.

A 2017, esta información sigue siendo de actualidad ya que los disruptores endocrinos, a los que pertenece el Bisfenol-A, siguen sin regularse y toda la población se expone a ellos en productos de uso diario. Leer más ““Mejor no saber”, el documental del Escarabajo Verde sobre el bisfenol-A”

El CETA aumentaría la exposición a sustancias cancerígenas y contaminantes hormonales

canada-1307588_1280

La ratificación del acuerdo económico CETA entre Canadá y la Unión Europea tendría muchos efectos secundarios nocivos, entre ellos el aumento de la exposición a sustancias cancerígenas y a contaminantes hormonales.   Leer más “El CETA aumentaría la exposición a sustancias cancerígenas y contaminantes hormonales”

Consejos para evitar la exposición a tóxicos en los maquillajes infantiles (y de adultos)

Informe "Pretty Scary. Desenmascarando los tóxicos en los maquillajes infantiles" del Fondo para el Cáncer de Mama.
Informe “Pretty Scary II. Desenmascarando los tóxicos en los maquillajes infantiles” del Fondo para el Cáncer de Mama.

Un nuevo estudio del Fondo para el Cáncer de Mama (Breast Cancer Fund) desenmascara la presencia de sustancias químicas relacionadas con el cáncer de mama y disruptores endocrinos en los maquillajes y cosméticos infantiles. Leer más “Consejos para evitar la exposición a tóxicos en los maquillajes infantiles (y de adultos)”

Averigua si tu desodorante tiene sustancias nocivas o ilegales

 

peligro desodorantes

Un estudio del Consejo de Consumidores Danés THINK Chemical demuestra que 3 de cada 5 desodorantes, de entre los 115 analizados, contienen sustancias alérgicas o contaminantes hormonales, incluso una sustancia prohibida en Europa. La buena noticia es que 1 de cada 5 desodorantes están libres de tóxicos. Leer más “Averigua si tu desodorante tiene sustancias nocivas o ilegales”

Cómo elegir un protector solar sin contaminantes hormonales

sunscreen1 copia

Este verano, elige no poner tóxicos sobre tu piel. Cada vez es más fácil encontrar cremas solares libres de contaminantes hormonales, que no producen alergias ni afectan al sistema hormonal de humanos y fauna silvestre.

La presencia de contaminantes hormonales (también llamados disruptores endocrinos o EDCs) en las cremas de sol es especialmente grave en el caso de mujeres embarazadas, ya que los filtros solares y otras sustancias tóxicas atraviesan la piel de la madre por absorción dérmica y se acumulan en la placenta y en el feto, como demuestra un estudio del CSIC en colaboración del Hospital Sant Joan de Déu de Barcelona y publicado en la revista Environment International (ver estudio).

Los resultados muestran concentraciones de estos tóxicos 500 veces superiores a lo esperado, un dato de gravedad dado que los efectos de estos contaminantes hormonales para el bebé son irreversibles (problemas de neurodesarrollo, malformaciones y otros daños que pueden revelarse muchos años después del nacimiento, como pérdida de fertilidad o cáncer). 

También es muy importante elegir un protector solar sin tóxicos para niños y niñas, más vulnerables a la exposición a contaminantes hormonales dado que su cuerpo aún se está desarrollando, en un proceso en el que las hormonas tienen un importantísimo papel.

Cada vez hay más opciones de cremas de sol libres de contaminantes hormonales

Los fabricantes están captando la preocupación de la población ante los tóxicos presentes en productos cosméticos y cada vez hay más opciones de productos sanos en el mercado. Un reciente estudio, realizado por el Consejo de consumidores danés THINK Chemical, encontró, tras examinar la composición de 66 marcas de protectores solares en Dinamarca, que el 40% no contienen contaminantes hormonales.

significado colores copia

Puedes investigar qué marcas conviene comprar aquí. Los resultados aparecen clasificados en tres colores para saber qué marcas son recomendables por estar libres de sustancias tóxicas (alérgenos y contaminantes hormonales) y cuáles es mejor evitar.

Aunque son protectores de venta en Dinamarca, algunos tienen marcas internacionales.

Esta otra base de datos, de Environmental Working Group, examina 750 cremas solares, mostrando la misma clasificación en tres colores.

Consejos para elegir tu protector solar

El primer consejo, es lógico: evitar la exposición en la medida de lo posible, sobre todo en el caso de los niños.

¡Si es natural, mejor! Procura elegir cremas de cosmética natural, evitando los productos industriales que tienen como base sustancias derivadas del petróleo, como parabenos, ftalatos o aceites minerales.

Son mucho más saludables los filtros biológicos, como aceite de karité, de frambuesa o de germen de trigo (aunque no garantizan la misma protección, por lo que deben utilizarse sólo para exposiciones cortas) y los filtros físicos, como el óxido de zinc y la mica. La Agencia internacional para la investigación del cáncer (IARC) clasificó el dióxido de titanio dentro del grupo de posibles carcinógenos para humanos, por lo que es mejor evitarlo.

Ecoetiqueta: ante la duda, siempre es más sencillo confiar en algún sello o etiqueta de cosmética ecológica.

Lee los ingredientes: Para el consumidor es muy difícil conocer todos los nombres químicos de las sustancias cuya exposición debe evitarse, algo con lo que la industria cosmética cuenta de antemano. Además, muchas de estas sustancias aparecen con nombres comerciales.

A continuación hay un listado de sustancias tóxicas más habituales que es recomendable evitar.

Tóxicos a evitar

¿Por qué hay contaminantes hormonales en productos del consumo, si dañan la salud y el medio ambiente?

En 2013, la Comisión Europea tenía la obligación de elaborar una legislación que regulara los contaminantes hormonales. Pero la presión de grandes industrias, como la de pesticidas, química, plásticos y cosmética, hicieron que esta regulación se retrasara y presionaron para que regulara el menor número de sustancias posible.

Finalmente, este mes de junio la Comisión ha publicado una propuesta de regulación. Pero la presión de la industria, más fuerte aún tras las negociaciones del TTIP ha hecho que la propuesta sea tan restrictiva a la hora de identificar estos tóxicos que, en la práctica, no va a eliminar ninguno de los que se encuentran en los productos cosméticos, lo que dejará a la población desprotegida. Ver noticia.

 

 

Una investigación muestra los beneficios para la salud de la cosmética saludable

Skin cream and beauty flower

Utilizamos una media de 9 productos cosméticos al día, muchos de ellos con sustancias peligrosas que penetran en el cuerpo y pueden causar daños a la salud a largo plazo. Un estudio muestra que tras sólo tres días utilizando productos de higiene libres de estos tóxicos, la contaminación de nuestro cuerpo se reduce drásticamente.

Champús, geles de baño, desodorantes, dentífricos, cremas corporales, colonias o maquillaje forman parte de nuestra rutina de higiene diaria. Estos productos de cuidado personal se fabrican con unas 10.500 sustancias químicas diferentes, algunas de las cuales son contaminantes hormonales o disruptores endocrinos, que impiden el correcto funcionamiento de nuestras hormonas.

Según la asociación de prevención del cáncer de mama Breast Cancer UK estos contaminantes, al imitar el funcionamiento de los estrógenos, pueden estimular el crecimiento de células mamarias dañadas e incrementar la posibilidad de mutaciones que generen un cáncer de pecho. Además, numerosas investigaciones científicas los señalan como posibles causantes de otros daños en la salud como infertilidad, autismo, diabetes u obesidad.

Los principales disruptores endocrinos utilizados por la industria cosmética son los ftalatos, los parabenos, el triclosán y compuestos de Aluminio.

Los ftaltos se utilizan en la mayoría de los productos de higiene para fijar fragancias, mantener el color o impedir que el alcohol de los perfumes pueda beberse. España presenta una  “exposición generalizada y continuada a los ftalatos”, según el estudio de biovigilancia del programa europeo DEMOCOPHES, desarrollado por el Área de toxicología ambiental del Centro Nacional de Sanidad Ambiental. Más del 96% de las parejas de madre-hijo analizadas tienen restos de 11 metabolitos de ftalatos en su orina, en una concentración por encima de la media europea.

Aunque el estudio indica que la concentración está por debajo de los valores guía basados en efectos en la salud, es importante remarcar dos puntos: primero, que la concentración es especialmente elevada en los niños, que junto a las mujeres embarazadas, constituyen el mayor grupo de riesgo frente a los efectos de estos tóxicos. Y segundo, que para los disruptores endocrinos no hay una concentración segura, cualquier mínima concentración puede generar daños.

Un cambio en el tipo de productos reduce la cantidad de contaminantes hormonales drásticamente

Sólo con utilizar durante 3 días productos cosméticos sin contaminantes hormonales como ftalatos, parabenos o triclosán genera una drástica reducción en el contenido de estos tóxicos en el cuerpo, según la siguiente investigación realizada por la Universidad de California, Berkeley y la Clínica Salud del Valle Salinas, publicada en marzo en la revista Environmental Health Perspectives.

Las participantes del estudio cambiaron durante tres días sus productos de higiene habitual por otros sin esos contaminantes. Entre las muestras de orina antes y después de la prueba se encontraron reducciones de 27% de ftalatos, 45% de parabenos y 36% de triclosán, utilizado en jabones antibacterianos y algunas marcas de pasta de dientes. 

Contaminantes hormonales habituales en productos de higiene

Además de los ftalatos, estos son algunos de los contaminantes hormonales que se pueden encontrar en cualquier producto cosmético no saludable.

Parabenos: Han sido relacionados con el cáncer de mama aunque la industria los utiliza ampliamente para conservar los champús, geles y cremas corporales. Son fáciles de identificar en los ingredientes buscando la terminación “parabeno”, por ejemplo metilparabeno, etilparabeno, propilparabeno y butilparaben.

Triclosan: Utilizado para impedir el crecimiento de bacterias en jabones y en algunos desodorantes y dentífricos.

Aluminio: El clorhidrato y el cloruro de aluminio son contaminantes hormonales utilizados en desodorantes antitranspirantes, barras de labios y algunas pastas de dientes. Existe evidencia científica que los relaciona con el cáncer de mama.

Consejos para reducir la exposición a estos contaminantes hormonales

Lo más sencillo es comprar (o hacer) productos de origen natural, ya que la mayoría de estos contaminantes son sustancias sintéticas derivadas del petróleo. Cada vez existen más marcas que garantizan el origen natural de sus ingredientes y la ausencia de ftalatos, parabenos y otros contaminantes. Además, no son más caras que otras marcas con estas sustancias.

También, evitar los productos con fragancia, como comentamos en el post “Fragancias tóxicas”.

Además, la organización Environmental Working Group tiene una base de datos online en la que se puede comprobar la seguridad de más de 60.000 productos:

EWG Skin Deep Cosmetics Database

 

 

¿Truco o ftalato? Elige maquillajes sanos en Halloween

halloween-maquillaje-ninos-L-xll2Jc

Halloween es una de esas ocasiones en las que nos gusta disfrazarnos y nos pintamos la cara de vampiros, zombis o calaveras. Y como es un día, no solemos prestar atención a la calidad de los maquillajes que usamos.

Pero según la organización de consumidores danesa THINK Chemicals, cuyo objetivo es ayudar a los consumidores a evitar productos dañinos, es aconsejable dedicar unos minutos a estudiar qué tipo de maquillaje compramos. Tras analizar 43 maquillajes de Halloween, de venta en tiendas de juguetes y disfraces, ha encontrado que el 35% de los mismos contienen contaminantes hormonales, como parabenos y ftalatos, además de otras sustancias alérgenas. Y más sorprendente aún, ha encontrado algún producto con sustancias prohibidas para uso cosmético en Europa.

Podéis leer el estudio de THINK Chemicals en inglés aquí

Según Claus Jørgensen, de THINK Chemicals:

“Estamos un poco sorprendidos por los resultados, especialmente porque hemos encontrado sustancias que han mostrado efectos de disrupción endocrina en estudios con animales.”

Los contaminantes hormonales (EDCs) son sospechosos de alterar el sistema endocrino y causar daños en la fertilidad, como reducción en la calidad del semen y adelanto de la pubertad, además de otros problemas como obesidad, diabetes y daños en el sistema inmune y neuronal, entre otros.

Los cosméticos, al estar en contacto directo con la piel durante horas y contener sustancias que favorecen su absorción, son una vía de exposición importante a los contaminantes hormonales. Por esta razón, debe tenerse especial cuidado en el caso de usarlos con niños o mujeres embarazadas, que son grupos más vulnerables a este tipo de contaminantes, ya que el sistema endocrino tiene una actividad mayor.

Según el estudio de THINK Chemicals, un producto aislado puede que no suponga un riesgo inmediato: el problema es la exposición total, ya que la regulación actual no tiene en consideración el efecto cóctel, es decir, el efecto combinado de varios disruptores endocrinos. Y la realidad es que estamos expuestos a este tipo de contaminantes no solo en los cosméticos sino en la comida tratada con pesticidas o a través de los productos plásticos.

La buena noticia es que existe la opción de comprar maquillajes seguros así como realizar consejos sencillos para evitar la exposición:

CONSEJOS DE COMPRA

Según el estudio de THINK Chemicals, la mitad de los productos testados aprueban el examen, es decir, no tienen productos tóxicos ni alergénicos. Esto demuestra que es factible para la industria producir cosméticos sin disruptores endocrinos. La organización marca estos productos con la “marca verde”, que puede verse en su página, pinchando aquí.

En el caso de los cosméticos la nomenclatura de las sustancias es muy compleja, pero saber que podemos encontrar productos sanos anima a aprender algunos trucos. Estas son sustancias sospechosas de ser disruptoras endocrinas y presentes en maquillajes:

  • Parabenos, utilizados como conservantes. Terminan con el sufijo “paraben” y los más habituales son Butilparabeno, Etilparabeno, Propilparabeno y Metilparabeno. Puedes ver nuestro post sobre parabenos en cremas hidratantes.
  • Ftalatos, como dietil ftalato (DEP), Dietilhexiloftalato (DEHP), Dibutilftalato (DBP), Butilbenzilftalato (BBP), Diisononilftalato (DINP), Diisodeciloftalato (DIDP) y Dinoctilftalato (DNOP). En este post comentábamos los problemas de los ftalatos.
  • Etilhexil metoxicinamato, presente en algunos pintalabios y que aparece con nombres comerciales Eusolex 2292 and Uvinul MC80.
  • BHT o Butilhidroxitolueno, un antioxidante. Esta sustancia también es ingrediente alimentario, como vimos en un post anterior.

El número de sustancias sospechosas de ser disruptores endocrinos aumentan si tenemos en cuenta todos los usos posibles en higiene, como cremas de sol, cremas hidratantes, lociones desmaquillantes… Aquí se puede acceder a la lista de 30 disruptores endocrinos identificados por THINK Chemicals. 

CONSEJOS DE USO

Estos sencillos consejos de uso pueden ayudarnos a reducir la exposición a las sustancias tóxicas presentes en los maquillajes.

  1. No maquillar a niños menores de 3 años.
  2. Usar una crema bajo el maquillaje protege la piel y hace que sea más fácil eliminar el producto.
  3. Hacer maquillajes caseros con base de maicena o almidón de maíz y colorantes naturales como cacao, canela, azafrán, remolacha o espirulina. Si no decidimos hacer maquillajes en casa, son preferibles los maquillajes con base de agua, aunque no garantizan que no tengan contaminantes.
  4. Es mejor el maquillaje en forma sólida, porque en general, un maquillaje líquido contiene muchos más conservantes, que pueden ser problemáticos.
  5. Para evitar las reacciones alérgicas, probar previamente y retirar si irrita la piel.
  6. Retirar el maquillaje con agua y jabón o crema limpiadora también sin contaminantes (por ejemplo, sin triclosán)
  7. Evitar aplicar el maquillaje en los labios y los ojos, así como en áreas donde la piel esté muy seca, o agrietada.