Europa reconoce 4 ftalatos como “muy preocupantes” por ser disruptores endocrinos para el ser humano

patitoftalato-copia

Europa reconoce que cuatro ftalatos, utilizados en artículos de plástico de uso común, en productos de limpieza y cosméticos, son “disruptores endocrinos con efectos nocivos para la salud humana”.  Leer más “Europa reconoce 4 ftalatos como “muy preocupantes” por ser disruptores endocrinos para el ser humano”

Anuncios

Salud sin daño, ¿pueden las incubadoras o el material médico dañar la salud?

Infografía “EDC-Free Healthcare” de Health Care Without Harm (Salud sin daño)
Fuente: Infografía “EDC-Free Healthcare” de Health Care Without Harm (Salud sin daño)

“Cuando a las ratas no las puedes tener metidas en cajas hechas con Bisfenol porque se estrogenizan, no puedes meter dentro a recién nacidos” 

Este es el aviso del Dr.  Nicolás Olea, del Instituto de Investigación Biosanitaria de Granada, experto internacional en contaminantes hormonales, tras observar que el efecto contaminante del plástico policarbonato es tan elevado, que los animales de laboratorio guardados en cajas de este material resultan contaminados y generan resultados anormalmente elevados en los estudios de alteración hormonal. Leer más “Salud sin daño, ¿pueden las incubadoras o el material médico dañar la salud?”

La relación entre tóxicos químicos y mala salud es cada vez más evidente, según la Federación Internacional de Ginecología y Obstetricia

 

FIGO-post20-Spanish
Consejos a los Profesionales de la Salud de FIGO para prevenir los #EDCs

Las ONGs pertenecientes a la alianza EDC-Free agradecemos a la Federación Internacional de Ginecología y Obstetricia (FIGO) la opinión publicada ayer alertando de los riesgos de madres y bebés por la exposición diaria a contaminantes hormonales EDCs.

La FIGO es la primera organización mundial especializada en salud reproductiva y reúne a las asociaciones de obstetricia y ginecología de 125 países. Previo a su Congreso Mundial, que celebrará este año en Vancouver, con más de 7.000 científicos de la salud, la FIGO ha publicado una opinión en el Diario Internacional de Ginecología y Obstetricia, a favor de las políticas globales de reducción de productos químicos tóxicos.

Según estos profesionales, cada vez es más evidente la relación entre la exposición prenatal a químicos y una mala salud. Por eso, reclaman un mayor esfuerzo:

“Estamos sumergiendo nuestro mundo en productos químicos no probados e inseguros y el precio que estamos pagando en términos de nuestra salud reproductiva es muy preocupante “, dijo Gian Carlo Di Renzo, MD, PhD, Secretario Honorario de la FIGO y principal autor de la opinión de FIGO. Según Di Renzo, los profesionales de la salud reproductiva “son testigos de primera mano del creciente número de problemas de salud a los que se enfrentan sus pacientes y la prevención de la exposición a tóxicos químicos pueden reducir esta carga sobre mujeres, niños y familias de todo el mundo”. 

En la declaración, la exposición a los contaminantes hormonales EDCs, es un tema de preocupación:

“La disrupción de hormonas que regulan la reproducción y desarrollo saludables por exposición ubicua a químicos ambientales es un impacto en la salud especialmente adverso”

Según la opinión oficial de la FIGO, los problemas de desarrollo fetal, la reducción del desarrollo neuronal y cognitivo, el aumento del cáncer, los problemas de atención, TDAH o hiperactividad son algunos de los efectos vinculados a la exposición de contaminantes hormonales (EDCs) como los pesticidas, los contaminantes del aire, los plásticos y los disolventes, entre otros.

Sólo en los EE.UU., se producen o importan más de 13.000 kilos de químicos por persona. Los productos químicos viajan por el mundo a través de acuerdos comerciales internacionales, como el Tratado Transatlántico de Comercio e Inversiones (TTIP en inglés), muy criticado por organizaciones de salud y medio ambiente porque rebajará las regulaciones diseñadas para proteger a las comunidades frente a productos químicos tóxicos .

La exposición a tóxicos ambientales de carácter químico está vinculada a millones de muertes y cuesta miles de millones cada año, como cita en su nota de prensa:

  • Siete millones de personas mueren cada año debido a la exposición a la contaminación del aire en interiores y exteriores;
  • Los envenenamientos por pesticidas de los trabajadores agrícolas en el África subsahariana se estima que costará $ 66 mil millones entre 2005 y el 2020.
  • Los costes de atención sanitaria y otros gastos derivados de la exposición a químicos con propiedades de disrupción endocrina en Europa se estiman en al menos 157.000 millones de euros al año.

La FIGO encomienda en su dictamen a los profesionales en Salud Reproductiva hacer algo más que advertir a sus pacientes de los riesgos que conlleva la exposición química para la salud: deben desarrollar políticas que eviten la  exposición a tóxicos químicos ambientales, trabajar para garantizar un sistema de alimentación saludable para todos, incluir la salud medioambiental en el sistema de salud global y defender la justicia medioambiental.

En España, algunos profesionales como el Dr. Juan Antonio Ortega-García, pediatra doctorado en Medio Ambiente y Cáncer Pediátrico y director de la Unidad de Salud Medioambiental Pediátrica (PEHSU), ya están llevando a cabo esta nueva visión en Hospitales, con herramientas de detección, información y reducción de riesgos ambientales como la Hoja verde durante el embarazo y lactancia materna.

Link a la nota de prensa de la FIGO

Vídeo (en inglés)

 

Suscripción a las noticias EDC Free
Suscripción a las noticias EDC Free