Según un reciente informe de la ONU, la necesidad de pesticidas para alimentar el mundo es un ‘mito’

Un nuevo informe, presentado el miércoles ante el Consejo de Derechos Humanos de la ONU, acusa a los fabricantes de pesticidas de “negación sistemática de los daños”, de “tácticas de marketing agresivas y poco éticas” y de “paralizar las restricciones mundiales de plaguicidas”, algo que están haciendo ahora mismo con la regulación de los plaguicidas que alteran el sistema hormonal. Leer más “Según un reciente informe de la ONU, la necesidad de pesticidas para alimentar el mundo es un ‘mito’”

Seguimos recogiendo firmas contra el glifosato

Ecologistas en Acción sigue colaborando con la campaña de recogida de firmas contra el glifosato. Leer más “Seguimos recogiendo firmas contra el glifosato”

Estella-Lizarra imparte formación sobre contaminantes hormonales

jornadas-contaminantes-hormonales-cartel

El municipio navarro de Estella-Lizarra mantiene su compromiso con la protección de su población frente a los contaminantes hormonales impartiendo unas jornadas de formación este mes de febrero. Leer más “Estella-Lizarra imparte formación sobre contaminantes hormonales”

Un millón de firmas por una Europa libre de glifosato y plaguicidas

 

logo-stopglifosato-alargado-www
Pincha en la imagen para votar

 

La Iniciativa Ciudadana Europea “Stop Glyphosate” puede conseguir la reducción del uso de plaguicidas en Europa, importante para la protección de la salud humana y del medio ambiente e imprescindible en España, que lidera el consumo europeo de estos tóxicos. Leer más “Un millón de firmas por una Europa libre de glifosato y plaguicidas”

Municipios sin tóxicos: acto en el Congreso Nacional de Medio Ambiente

conama

Desde Ecologistas en Acción y Fundación Alborada os invitamos a una mesa redonda con representantes de municipios que están trabajando por reducir la exposición de su población a tóxicos como los contaminantes hormonales y el glifosato. Leer más “Municipios sin tóxicos: acto en el Congreso Nacional de Medio Ambiente”

Zaragoza reducirá los contaminantes hormonales en sus servicios

mociones-edc-oct-2016
Municipios que han aprobado mociones para reducir los contaminantes hormonales en sus servicios junto a comunidades autónomas con Proposiciones no de ley con el mismo objetivo.

Ante una Europa cada vez más alejada de su población e inmersa en tratados de libre comercio, algunos municipios toman la iniciativa para proteger la salud de su población y medio ambiente. Éste es el caso de Zaragoza, que ha aprobado una moción para reducir los contaminantes hormonales en sus compras y servicios municipales.

Sus más de 700.000 habitantes se beneficiarán de medidas futuras que reducirán su exposición a disruptores endocrinos como el Bisfenol-A o el glifosato presentes en sus servicios.

Leer más “Zaragoza reducirá los contaminantes hormonales en sus servicios”

La Comisión considera cambiar su propuesta de definición de disruptor endocrino

thinkingman

 

La Comisión deberá cambiar su desastrosa propuesta de regulación de contaminantes hormonales, tras enfrentarse a las críticas de diversos estados miembros en la reunión del Comité de Pesticidas del pasado 21 de septiembre. Leer más “La Comisión considera cambiar su propuesta de definición de disruptor endocrino”

¡Firma en contra de los contaminantes hormonales!

sumofus

La campaña EDC Free, de la que forma parte Ecologistas en Acción, está recogiendo firmas para exigir la protección de la población y el medio ambiente frente a los contaminantes hormonales, ante la sospecha de que algunos estados miembro cedan a la presión de la industria química si no ven suficiente presión pública.

FIRMA AQUÍ 

Leer más “¡Firma en contra de los contaminantes hormonales!”

Municipios que protegen la salud y el medio ambiente

ciudadesque protegen salud y ma

Los municipios están tomando la iniciativa en la protección de la salud de su población y de su medio ambiente ante la bochornosa falta de acción frente a tóxicos como los contaminantes hormonales o el glifosato que muestran las autoridades europea y española.

Los últimos municipios en tomar la delantera en el cuidado de sus ciudadanos son Onda, en Castellón, Villardervós en Ourense y Hernani, en Gipuzkoa. Leer más “Municipios que protegen la salud y el medio ambiente”

Adiós al glifosato en las carreteras de Madrid

Camión rociando glifosato en una carretera española
Camión rociando glifosato en una carretera española

El mantenimiento de las carreteras españolas con glifosato ha puesto en peligro la salud de automovilistas, ciclistas y habitantes de las poblaciones vecinas, además de dañar los ecosistemas cercanos. 

Sin embargo, rara vez somos conscientes (incluso informados) de que operarios o camiones, como el de la fotografía, están liberando al ambiente un tóxico clasificado como “probable cancerígeno” por la Organización Mundial de la Salud y al que numerosos estudios relacionan con daños al sistema hormonal (es sospechoso de ser un contaminante hormonal o disruptor endocrino).

Estos últimos meses hemos vivido una gran movilización social en contra de tóxicos que, como el glifosato, dañan la salud humana y el medio ambiente. Fruto de esta movilización más de 200 municipios y regiones están abandonando el uso de herbicidas que tienen como principio activo el glifosato. (Ver mapa de municipios libres de glifosato)

Este verano, la Dirección General de Carreteras e Infraestructuras de la Comunidad de Madrid, ha hecho público el compromiso de abandonar el uso de herbicidas con glifosato en el mantenimiento de las carreteras de toda la Comunidad:

Fragmento de la carta enviada a Ecologistas en Acción:

Respuesta glifosato carreteras CM

Puedes ver la carta aquí: Información ambiental relativa a los tratamientos con herbicidas en los márgenes de las carreteras de la Comunidad de Madrid

Aunque esta noticia es positiva, se debe recalcar que esta declaración no es vinculante y deberemos vigilar que se materialice en acciones concretas, como por ejemplo, que incluyan este compromiso de abandonar el glifosato en los pliegos de condiciones técnicas de las contratas entre Administración y empresa gestora.

Nuestro objetivo es que las administraciones y las empresas gestorias opten por los métodos de la jardinería ecológica, en lugar de considerar que los pesticidas (herbicidas, insecticidas, etc…) son “la mejor opción”.

Desde Ecologistas seguiremos con nuestra campaña para que municipios y regiones prohíban el uso del glifosato en sus zonas públicas, como recomendó, de manera no vinculante, el Comité de Plantas Animales, Alimentos y Piensos del 11 de julio de 2016.

La población Europea seguirá expuesta al glifosato 18 meses más, hasta que la Agencia Europea de Sustancias y Mezclas Químicas (ECHA), finalice su evaluación de los riesgos para la salud y el medio ambiente del famoso herbicida creado por Monsanto. 

Por el momento, Europa ha prohibido el uso de la tallowamina que acompañaba al glifosato en muchas formulaciones, como el famoso Roundup, por su toxicidad. También recomienda (pero no obliga) a los Estados miembro que eviten el uso de glifosato en zonas como parques o zonas de juego y que controlen el uso de glifosato previo a la cosecha, debido a la gran cantidad de residuo del pesticida que queda en los alimentos.

Desde Ecologistas en Acción seguiremos luchando por el desarrollo de la agricultura ecológica y la eliminación de estos venenos de nuestro entorno y nuestros alimentos.

Si quieres añadir tu localidad al mapa, o ayudar a que tu localidad lo prohíba, escribe a nobiocidas@gmail.com

 

La Comisión lanza dos consultas públicas sobre contaminantes hormonales en pleno verano

 

protegernuestrasalud copia

La Comisión aprovecha el verano para abrir dos consultas públicas online sobre su propuesta de criterios de identificación de contaminantes hormonales en pesticidas y biocidas.

Esta propuesta de criterios exige una evidencia tan elevada para catalogar una sustancia como “contaminante hormonal“, que solo será posible identificar (y regular) un pequeño número de los 800 contaminantes hormonales potenciales que se conocen.

La Comisión propone identificar sólo los contaminantes hormonales que provoquen efectos adversosconocidos”. La expresión “conocido” significa tener pruebas, en contra de lo que propone el Principio de Precaución consagrado en los tratados de la UE, que exige regular aquellas sustancias que “puedan” causar daño (como para los cancerígenos se utiliza “que puedan causar cáncer”).

Por lo tanto, la Comisión no soluciona la amenaza a la salud pública que suponen los contaminantes hormonales, a los que miles de estudios científicos relacionan con daños a la salud como cáncer de testículo o mama, pérdida de fertilidad, diabetes y malformaciones congénitas, además de importantes daños a los ecosistemas naturales. No sólo eso, los costes sanitarios para hacer frente a estos efectos ascienden, sólo en Europa, a 158.000 millones de Euros al año.

La Comisión debe rectificar su propuesta

La Comisión debe rectificar su propuesta para asegurar un alto nivel de protección para la salud y el medio ambiente, prevenir las enfermedades relacionadas con la contaminación hormonal y evitar daños a nuestros ecosistemas.

Por esta razón, es importante que tanto organizaciones como particulares enviemos a la página de la Comisión los argumentos por los que nos oponemos a esta propuesta.

Ecologistas en Acción ya ha enviado sus comentarios, igual que han hecho otras muchas organizaciones ecologistas, de la salud y de consumidores.

Tú también puedes responder a la consulta pública

Envía tus comentarios a las dos consultas públicas (pesticidas y biocidas) que mantiene abiertas la Comisión hasta el 28 de julio.

Puedes utilizar descargarte los argumentos que hemos enviado en los links posteriores, modificarlos o escribir tus propios argumentos (pero sin superar los 4.000 caracteres con espacios).

Puedes encontrar los argumentos en los siguientes links:

Respuesta a Consulta sobre presencia de contaminantes hormonales en pesticidas (word)

Respuesta a consulta sobre la presencia de contaminantes hormonales en plaguicidas (pdf)

Respuesta a consulta sobre la presencia de contaminantes hormonales en biocidas (word)

Respuesta a consulta sobre la presencia de contaminantes hormonales en biocidas (pdf)

Tutorial para enviar la respuesta a la consulta pública sobre los criterios aplicables a contaminantes hormonales

 

Antecedentes:

La Comisión Europea presentó en junio su propuesta de criterios para identificar los contaminantes hormonales (y, por tanto, regularlos), con tres años de retraso y escándalo acerca del excesivo influjo de los lobbies empresariales sobre miembros de la Comisión.

Inmediatamente, más de 50 organizaciones civiles españolas escribimos una carta abierta a nuestro gobierno pidiendo que se opusiera a esta propuesta de identificación de criterios de contaminantes hormonales.

Francia, Suecia y Dinamarca ya han expresado su desacuerdo a la propuesta de la Comisión. Los mayores expertos mundiales en EDCs, la Sociedad de Endocrinología  y otros científicos han criticado duramente la propuesta, al igual ciertos sectores industriales que creen que los criterios deberían identificar y eliminar las sustancias potencialmente perjudiciales de forma más contundente.

Europa debe liderar la regulación de los EDCs y estimular la innovación para que las industrias de los sectores implicados

 

Educar sin tóxicos

Nos gusta difundir buenas iniciativas, como ésta que nos llega desde Galicia: un campamento de música, el San Simón Fiddle, permite a sus alumnos vivir una experiencia completamente libre de tóxicos. 

En un mundo en el que las ventas de productos químicos se han multiplicado por 24 en los últimos 40 años, cada vez es más importante enseñar a niños y niñas qué sustancias pueden ser tóxicas y poner en riesgo su salud y su medio ambiente.

También es importante mostrarles que es posible vivir sin tóxicos, como asegura la coordinadora de este campamento:

“Ni alumnos ni profesores utilizan jabones de lavadora, perfumes, protectores solares, desodorantes o cualquier otro producto que contenga tóxicos.”

Además, en el campamento se realizan talleres en los que niños y adolescentes aprenden a fabricar alternativas naturales como mascarillas, cremas y perfumes o leche vegetal ecológica, mientras aprenden qué son los contaminantes hormonales, cómo les afectan y cómo reducir la exposición.

Respecto a los tóxicos que afectan al sistema hormonal, la formación a padres y niños es imprescindible ya que los niños son la población más vulnerable a los contaminantes hormonales ya que su organismo está en desarrollo y es más susceptible a sufrir daños debidos a un desequilibrio en el sistema endocrino.

Así lo evidencian numerosos estudios científicos recogidos en el informe Estado de la ciencia de los disruptores endocrinos” del Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente, que relacionan la exposición a contaminantes hormonales en etapa prenatal e infantil con daños en el desarrollo, pérdida de fertilidad, diabetes, obesidad o cáncer en órganos relacionados con las hormonas, como testículos, próstata, mama o tiroides.

Fig3 state of science
Figura del informe “Estado de la ciencia de los disruptores endocrinos” que permite ver cómo durante la infancia, el sistema nervioso, el inmune y el reproductor continúan en desarrollo y pueden verse afectados por la exposición a contaminantes hormonales.

Ponemos a vuestra disposición el tríptico de la campaña Libres de contaminantes hormonales, con consejos sencillos, para aquellas personas que quieran seguir el ejemplo de este campamento y quieran realizar un taller estas vacaciones sobre contaminantes hormonales y alternativas a los mismos.

0003
Pincha en la imagen del tríptico para descargar

 

Más de 50 organizaciones piden al Gobierno que rechace la propuesta de definición de contaminantes hormonales de la Comisión

carta copia

(Actualizado a 27 de julio de 2016)

Más de 50 organizaciones de la salud y del medio ambiente, entre ellas Ecologistas en Acción, enviamos hoy una carta a los ministros españoles de Medio Ambiente y Sanidad para solicitar que rechacen los criterios de identificación de contaminantes hormonales propuestos por la Comisión Europea. 

Carta a los Ministros de Sanidad y M.A. actualizada a julio de 2016 con 58 firmantes

Les pedimos que mantengan la línea de definición de contaminantes hormonales que España, junto con otros países europeos y sociedades científicas, han seguido hasta ahora: la de la Organización Mundial de la Salud, que clasifica los disruptores endocrinos en tres categorías, según la fortaleza de la evidencia existente. Las dos primeras categorías (confirmados y sospechosos) deben ser usadas para la regulación de estas sustancias. La tercera categoría (potenciales) es importante para guiar a la industria a reunir más información sobre las propiedades potencialmente perjudiciales.

Esta forma de identificar los contaminantes hormonales se corresponde con la “Opción 3” de la Hoja de Ruta presentada por la propia Comisión, y cuyas opciones de actuación frente a los contaminantes hormonales fueron presentadas a votación pública, votadas por miles de europeos y europeas y posteriormente, ignoradas por la Comisión en un acto de falta de democracia demasiado habitual en los últimos tiempos.

Efectivamente, el pasado 15 de junio, la Comisión hizo caso omiso a su propia hoja de ruta y presentó una propuesta de identificación de contaminantes hormonales contraria a la defensa de la salud de la población y la naturaleza. Finalmente, la presión de la industria de plaguicidas (Monsanto, Bayer, etc…) ha conseguido que la Comisión dé un giro de 180º respecto a los criterios de definición que presentó en 2013.

¿Por qué son tan importantes los criterios de identificación de contaminantes hormonales que se elijan?  

Para que una sustancia, por ejemplo un pesticida, se consiga prohibir, primero tiene que cumplir una serie de criterios que la identifiquen como peligrosa por ser un contaminante hormonal. En Europa contamos con el Principio de Precaución o Cautela, que nos garantiza que una sustancia que “pueda” suponer un peligro, si las investigaciones en laboratorio o sobre animales muestran indicios de ello, no sea puesta en el mercado.

Pero, los nuevos criterios propuestos exigen una amplia evidencia conocida en series humanos. Conocida, no presunta y en series humanos, no en animales. Este nivel de demostración, sin precedentes para otras sustancias, implicará que humanos y medio ambiente se vean dañados antes de que se tomen medidas.

Por eso las organizaciones europeas de salud, consumidores y medio ambiente están actuando, dentro de los límites posibles, para evitar que se aprueben los criterios propuestos, como vimos en el post sobre la carta enviada a los 28 ministros de Medio Ambiente por la Coalición EDC Free. Ahora, son casi 50 organizaciones españolas las que piden la oposición de España a esta propuesta en los dos Comités que la revisarán en los próximos días, el Comité de Biocidas y el Comité Permanente de Plantas, Animales, Alimentos y Piensos.

Nota de prensa

Argumentario contra los criterios de la Comisión

Posts relacionados:

¡España aún puede defender nuestra salud y medio ambiente frente a los contaminantes hormonales!

La Comisión decide: años de daños en la salud antes de prohibir un contaminante hormonal 

“Contaminantes hormonales: la historia secreta de un escándalo”

 

 

Contaminantes hormonales: cuenta atrás para decidir si se quedan o se van

infographic ES Final

El 15 de junio, la Comisión Europea decidirá si los tóxicos más secretos de Europa, los contaminantes hormonales, desaparecen o por el contrario, continúan escondidos en los productos de la vida diaria: cosméticos, plásticos, alimentos, juguetes…

Los miembros de la Comisión Europea elegirán los criterios de definición de los contaminantes hormonales entre las opciones que aparecen en la “hoja de ruta de la Comisión”. Puedes ver esas opciones aquí.

Desde Ecologistas en Acción, creemos que la opción que protege la salud de la población y el medio ambiente es la OPCIÓN 3, que propone evaluar los efectos endocrinos de las sustancias con métodos estrictamente científicos, sin incluir valoraciones socio-económicas. 

La regulación de los contaminantes hormonales se ha retrasado más de dos años, debido a la gran presión ejercida sobre la Comisión por los lobbies de las industrias petroquímica, cosmética y de pesticidas, principales fabricantes de los productos que contienen estos tóxicos. (Ver investigación de la periodista Stèphane Horel que destapa la presión de la industria para evitar la regulación de los contaminantes hormonales).

El retraso en la definición de criterios es ilegal, según la sentencia del Tribunal de Justicia Europeo, que en diciembre de 2015 determinó que la Comisión había incumplido su deber al no legislar los contaminantes hormonales, como vimos en esta publicación.

Desde la coalición EDC-Free Europe, a la que pertenece Ecologistas en Acción, lanzamos una campaña con el objetivo de que la Comisión note no sólo la presión de la industria, sino también la presión de la población que quiere proteger su salud y un entorno sin contaminantes hormonales.

¿QUÉ SON LOS CONTAMINANTES HORMONALES Y POR QUÉ DEBEMOS PREOCUPARNOS?

Todos estamos expuestos a los contaminantes hormonales, también llamados disruptores endocrinos (o EDCs, por sus siglas en inglés) en nuestra vida diaria. Son sustancias químicas artificiales que interfieren con el funcionamiento de las hormonas naturales de nuestro cuerpo, generando daños en la salud como problemas de fertilidad, malformaciones congénitas, cáncer, obesidad, diabetes y daños en el desarrollo neuronal, entre otros muchos.

Se encuentran en multitud de productos habituales que ni imaginas que esconden estos tóxicos: plásticos, residuos de pesticidas en alimentos, cosméticos, productos de limpieza, ropa, etc.

Multitud de investigaciones científicas, como las recogidos en la publicación  “Estado de la ciencia de los disruptores endocrinos” del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente en 2012 evidencian la relación entre la exposición a estos contaminantes y los daños en la salud humana y de la fauna salvaje.

Visita nuestra página de “Recursos” para conseguir más información.

 

Los crecientes niveles de enfermedades relacionadas con las hormonas a los que se enfrenta la humanidad y la Naturaleza obligan a que la Comisión Europea actúe ya, de una manera eficiente.

Avance en el “atasco” legal de los contaminantes hormonales

 

stopEDCs

Expertos científicos, con posiciones completamente opuestas en el debate sobre los contaminantes hormonales, han llegado a un consenso en los criterios necesarios para identificar qué es un disruptor endocrino, tras reunirse durante dos días en Berlín, invitados por el BfR (Instituto Federal de Evaluación de Riesgo).

Este consenso es vital para reducir la exposición a estos tóxicos de la población europea. Según declaraciones de Andreas Hensel, del BfR:

“El consenso alcanzado es un avance en la discusión científica sobre los disruptores endocrinos y tiene una gran importancia para la protección de la salud de los consumidores en Europa. Sus resultados ayudarán a que la Comisión Europea tome medidas basadas en la ciencia para reducir los contaminantes hormonales, por ejemplo de los productos de consumo, pesticidas e incluso, en la comida”

El acuerdo es un verdadero avance, ya que cuenta con la firma de los 23 científicos asistentes, entre los que se encuentra Andreas Kortenkamp, autor de una de las obras que más ha influido en la discusión sobre los criterios de identificación de los contaminantes hormonales, “State of the Art Assessment of endocrine disrupters”, junto con 4 observadores de la Comisión, de la EFSA y de ECHA.

En pocos días, el BfR entregará a la Comisión el objeto del consenso: una “lista de criterios para identificar el peligro potencial de las sustancias que dañan el sistema endocrino”.

La discusión sobre los disruptores endocrinos comienza el año 2009 cuando se establece la necesidad legal, derivada de la normativa de biocidas, de definir qué es un contaminante hormonal. El plazo para que la Comisión presentara estos criterios finalizó en diciembre de 2013 y aún no se han presentado, con la excusa de realizar un estudio del impacto socio-económico que generarían estos criterios, es decir, introducir criterios económicos en un debate que debería ser exclusivamente científico.

Lo cierto es que de la decisión a la que llegue la Comisión dependen los beneficios de grandes empresas, así como la salud de la población europea, expuesta a estos tóxicos a través de los alimentos, los productos de plástico, los productos de higiene o los cosméticos; en los despachos de la Unión Europea se ha desarrollado una auténtica lucha de poder entre científicos, técnicos, lobbies industriales y organizaciones de salud y medioambientales, que queda perfectamente reflejada en el informe “Un asunto tóxico”, de la periodista Stèphane Horel.

La Comisión contra las cuerdas

La Comisión se encuentra bajo una intensa presión desde que en diciembre de 2015 la Corte General de la Unión Europea dictaminara que la Comisión había fallado en su obligación de regular los productos biocidas, por no adoptar los criterios para los EDCs en 2013. Más aún, se produjo un hecho insólito en la UE, como que varios Estados miembro, junto al Parlamento Europeo y al Consejo llevaran a juicio a la Comisión de forma conjunta.

El TTIP también está sobre el tablero de juego y ha sido utilizado por la industria como excusa para retrasar la definición de los criterios sobre los disruptores endocrinos, ya que son vistos como barreras al libre comercio, ya que prohibirían la entrada al mercado europeo de sustancias que se consideraran contaminantes hormonales.

Criterio de potencia

Tras la sentencia del Tribunal de Justicia Europeo, la presión de los lobbies de la industria pesticida, petroquímica y cosmética se ha fijado como objetivo introducir en la definición de criterios el “criterio de potencia”.

Desde las organizaciones de EDC Free esperamos que el consenso científico alcanzado, que se publicará en unas semanas, no contemple este criterio, lo que supondría un triunfo de la industria.

Consideramos que las propiedades químicas intrínsecas, la peligrosidad, son los que definen si una sustancia es un contaminante hormonal. El criterio de potencia, que se relaciona con la cantidad necesaria para causar un determinado daño, puede ser utilizado con posterioridad para priorizar qué disruptores deben eliminarse primero, pero no en la definición.

Los contaminantes hormonales no tienen umbral de seguridad

Siete de los científicos asistentes, entre ellos el Profesor Kortenkamp y Susan Jobling de la Universidad de Brunel, firmaron en el año 2013 la Declaración de Berlaymont, en la que mostraban su preocupación ante el hecho de que las regulaciones de los contaminantes hormonales no tuvieran en cuenta algo que habían observado en sus investigaciones: muchos disruptores endocrinos causan efectos en la salud a niveles muy bajos de concentración. Es decir, no se pueden establecer niveles seguros para estas sustancias, como hace la legislación actual.

También denuncian que la legislación no tiene en cuenta el efecto de la salud de la exposición a multitud de contaminantes diferentes, desde pesticidas a dioxinas, pasando por parabenos o ftalatos, que tienen un efecto conjunto complejo llamado efecto cóctel.

La Comisión tiene hasta junio para definir los criterios sobre los contaminantes hormonales. Desde EDC Free, coalición de la que forma parte Ecologistas en Acción, seguiremos presionando para que se elija la opción que más proteja la salud humana y del medio ambiente.

 

 

 

 

 

Vídeo de la reunión, en inglés

 

El papel térmico y el PVC reciclado liberan contaminantes hormonales

Europa se plantea eliminar el Bisfenol-A de los tickets
Europa se plantea eliminar el Bisfenol-A de los tickets y demás papel térmico

Los contaminantes hormonales, también conocidos como disruptores endocrinos, se esconden en productos que no nos imaginamos, como los tickets de supermercado y los productos fabricados con PVC reciclado, como juguetes o utensilios de cocina.

El día 20 de abril, se discutirá en el comité REACH, encargado de la regulación de sustancias químicas de uso industrial, la posibilidad de eliminar la exposición de la población a disruptores endocrinos en estos productos.

Los dos contaminantes que se pretende regular son:

El Bisfenol A (BPA) en el papel térmico:

El BPA está presente en materiales plásticos como botellas, recubrimiento de latas (como vimos en este post), como sellador dental y como fijador de tinta en el papel térmico, como los tickets de supermercado. El Bisfenol A se libera de estos materiales y se ingiere junto a los alimentos o bien penetra a la sangre a través de la piel.

Si una mujer embarazada se expone a BPA, éste llega hasta su bebé. En esta etapa de desarrollo, el BPA es sospechoso de producir en el bebé daños tan graves como infertilidad, daños al riñón,  cáncer de mama, desórdenes en el comportamiento, daños al sistema inmune, obesidad y diabetes, que pueden mantenerse ocultos hasta muchos años después del nacimiento. (Ver post)

Esta carta pretende extender la restricción del BPA en el papel térmico en toda Europa, a semejanza de la prohibición que hizo Francia en el año 2014, con el objetivo de reducir la exposición, en especial, de las mujeres jóvenes que trabajan en contacto con estos materiales. Para estas trabajadoras la exposición es mayor y tiene mayores riesgos, por la posibilidad de que estén embarazadas.

El ftalto DEHP en material reciclado

El DEHP (dietil hexil ftalato) es uno de los más peligrosos de los aproximadamente 100 ftalatos que se conocen. Estos compuestos se utilizan para dar características especiales a los plásticos, como suavidad y flexibilidad.

El Comité REACH del 20 de abril, decidirá si autorizan a varias empresas a seguir utilizando DEHP en la fabricación de artículos de PVC reciclado. Esta propuesta ha sido criticada por el Parlamento Europeo, quien en una resolución del pasado 25 de noviembre pidió a la Comisión que la retirara ya que existen de alternativas en el mercado.

Desde Ecologistas en Acción, junto a otras organizaciones sociales y medioambientales, hemos enviado esta carta para solicitar a los miembros del Comité REACH que eliminen estos contaminantes hormonales y evitar así la exposición de la población, sobre todo la más vulnerable, como mujeres embarazadas y niños.

Carta al comité REACH sobre BPA y DEHP

¿Cómo influyen los contaminantes hormonales en la diabetes?

Extraído del poster del Día Mundial de la Salud 2016 de la OMs
Editado del póster del Día Mundial de la Salud 2016 de la OMs

La OMS ha dedicado su Día Mundial de la Salud 2016 a la prevención de la diabetes (*), una dolencia que hoy padecen 422 millones de personas en todo el mundo y que va en aumento, con el doble de casos estimados para los próximos 20 años. En Europa, se estima que podemos llegar hasta los 37 millones de casos en 2025.

Aunque la aparición de esta enfermedad se relaciona principalmente con el tipo de alimentación y la inactividad física, cada vez más estudios relacionan la diabetes con la exposición a los contaminantes hormonales en las etapas tempranas de la vida del individuo (principalmente, en la gestación). Los principales sospechosos son algunos pesticidas que se encuentran en la comida, contaminantes hormonales que se liberan del plástico, algunos metales pesados y la nicotina.

Por lo tanto, reducir la exposición a estos contaminantes hormonales, también llamados disruptores endocrinos, puede ser otra forma más de prevenir la aparición de la diabetes, junto con una alimentación sana y una vida activa. 

 

Investigación científica sobre la relación diabetes-contaminantes hormonales

En 2014, la llamada “Declaración de Parma”,  hizo público el consenso científico sobre la hipótesis que relaciona contaminantes hormonales con obesidad, diabetes y otras enfermedades metabólicas, como ya vimos en un post anterior.  (Ver post)

Desde entonces, más estudios han apoyado esa hipótesis, poniendo énfasis en la necesidad de prevenir la exposición a los disruptores endocrinos. Según el Profesor Miquel Porta, de la Escuela de Medicina de la Universitat Autònoma de Barcelona y autor del informe “Review of the science linking chemical exposures to human risk of obesity and diabetes” (ver estudio):

“Dadas las actuales epidemias de obesidad y diabetes, la aparición de esta nueva línea de evidencia científica que relaciona los contaminantes químicos con estos desórdenes, se necesitan políticas más enérgicas para reducir la contaminación humana con estas sustancias”

Un sospechoso a evitar: el Bisfenol-A

Numerosos estudios relacionan la exposición durante el embarazo al contaminante hormonal Bisfenol A con la adipogénesis y la diabetes. El último, un estudio conjunto desarrollado por las universidades de Nápoles y Miguel Hernández de Elche y publicado el pasado mes de marzo. (Ver estudio)

Una de las formas de entrada del Bisfenol-A a nuestro cuerpo es a través de los alimentos envasados ya que el BPA se libera de los envases de plástico y de las latas y termina en los alimentos.

Algunos países europeos, como Francia, ya han prohibido la presencia del tóxico BPA en los envases en contacto con los alimentos.

La Comisión Europea está trabajando en un borrador de normativa para rebajar la cantidad de BPA admitido en plásticos en contacto con alimentos y controlar la cantidad de BPA en los recubrimientos de envases, que ahora no tienen ninguna limitación a la presencia de este tóxico.

Pero estos límites son insuficientes: los contaminantes hormonales como el Bisfenol-A deben desaparecer de los envases alimentarios, ya que no existe un valor umbral seguro para su exposición. La exposición a cantidades mínimas de estos tóxicos pueden derivar en daños en la salud, sobre todo la exposición durante la edad fetal y los primeros años de vida. Eliminar el Bisfenol-A de los envases es posible, como vimos en el pasado post sobre BPA contenido en latas de alimentos.

Consejos

Hasta que las autoridades europeas y españolas retiren los contaminantes hormonales de nuestros productos cotidianos, aconsejamos seguir estos consejos generales, en especial a las mujeres embarazadas y a padres de niños pequeños, las edades más vulnerables: Evita el plástico en contacto con tus alimentos, utiliza cremas y productos de limpieza naturales, intenta comer productos ecológicos y vístete con productos sanos.

¡Descárgate el tríptico de consejos! Pincha aquí

(*)La diabetes tiene que ver con la hormona insulina, que controla el nivel de azúcar en la sangre: Se sufre diabetes cuando el páncreas no produce esta hormona en cantidad suficiente o cuando el organismo no la utiliza eficazmente y se produce hiperglucemia, o aumento de azúcar en sangre, que con el tiempo daña órganos y sistemas.

 

59 organizaciones piden al gobierno que vote en contra del glifosato en Europa

Los niños son los más vulnerables a los efectos de los pesticidas utilizados en los parques
Los niños son los más vulnerables a los efectos de los pesticidas utilizados en los parques o a los presentes en alimentos

59 organizaciones sociales, científicas, ecologistas y sindicatos piden al gobierno que vote en contra de la re-autorización del herbicida glifosato otros 15 años más en Europa. 

La semana que viene (salvo cambio de fecha) se decidirá en el Parlamento Europeo si el herbicida glifosato, conocido “probable” cancerígeno y contaminante hormonal, sigue en los jardines y campos europeos otros 15 años más, a pesar de que su autorización caduque el próximo mes de junio.

Por esta razón, Ecologistas en Acción, junto con cerca de 60 organizaciones, hemos enviado una carta a la Ministra de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Isabel García Tejerina, y al Ministro de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, Alfonso Alonso Aranegui solicitando, con argumentos científicos y legales, que España se posicione en contra de la re-autorización de este tóxico.

Carta abierta a Tejerina y Alonso sobre Glifosato

Uno de los argumentos que aportamos para oponernos a la re-autorización del glifosato es la gran controversia y opacidad de los estudios de toxicidad aportados por la industria del lobby de los pesticidas, que como es obvio, pretende mantener en el mercado sus diferentes marcas con base de glifosato.

También apelamos al “principio de precaución” de nuestro ordenamiento jurídico, que evita el uso de cualquier sustancia que pudiera causar daños a las personas o al medio ambiente si existen dudas por falta de consenso científico. En este caso, el consenso no existe: mientras que la Agencia Internacional para la Investigación sobre el Cáncer (IARC) de la Organización Mundial de la Salud (OMS), clasifica al glifosato como “probablemente cancerígeno para los seres humanos”, la Agencia Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA) considera que es “improbable” que sea cancerígeno, decisión criticada por la comunidad científica.

Todo esto sin olvidar que se sospecha de su acción como contaminante hormonal o disruptor endocrino, asociado con daños en la salud como el autismo entre otros, al interferir con el funcionamiento normal del sistema hormonal.

Por todo esto, las organizaciones firmantes (y las que deseen unirse) exigimos que el Gobierno vote NO A LA REAUTORIZACIÓN. No es un tema lejano y burocrático, se trata de proteger nuestra salud, la de los trabajadores que utilizan este tóxico y la de la naturaleza.

Si tu organización, o alguna que conoces, quiere firmar esta carta puede hacerlo rellenando el siguiente formulario

Si quieres firmar a título personal, puedes hacerlo aquí

Puedes ver la publicación en nuestra web aquí

Jornada divulgativa y taller infantil gratuito

ssp16

Desde Ecologistas en Acción os invitamos, el próximo lunes, a participar en esta jornada divulgativa y taller infantil, que organizamos en colaboración con Fundación Alborada, Fundación Vivo Sano y la Asociación Española de Educación Ambiental, dentro de la “Semana Sin Pesticidas” (Pesticide Action Week).

Tanto la jornada como el taller infantil serán de carácter gratuito y tendrán lugar el próximo día 4 de abril, de 17 a 19:30 horas, en las instalaciones de CaixaForum Madrid (Paseo del Prado 36).

Se ruega confirmar asistencia por email a: cursos@fundacion-alborada.org

Contaremos con expertos en medicina ambiental, transgénicos y agroecología que recordarán las implicaciones del uso de pesticidas y del desarrollo de los transgénicos en nuestra salud. Por supuesto, daremos un lugar especial a la lucha contra el herbicida glifosato.

El taller infantil será ofrecido por educadores de la Asociación Española de Educación Ambiental, de forma simultánea a la jornada.

Para más información y programa, pincha aquí

Invita a tus amigos a través de facebook!

 

 

Semana sin pesticidas 2016

ssp16

Del 20 al 30 de marzo, Ecologistas en Acción participa en la undécima edición de la campaña internacional “Semana sin pesticidas” (Pesticides action week).

La campaña pone de manifiesto la relación entre los contaminantes ambientales, (con los pesticidas como símbolo) y la salud de los humanos y los ecosistemas, ante el desarrollo en los últimos años, de enfermedades como las alergias o el cáncer.

La Semana Sin Pesticidas, es una oportunidad para informar y exigir a nuestros dirigentes políticos

  1. que reduzcan el uso de pesticidas en los entornos habitados por humanos y
  2. que  desarrollen la agricultura ecológica, libre de agrotóxicos,

con el único objetivo de proteger la salud de todos.

Ya sabemos que algunos plaguicidas tienen efectos negativos en nuestro sistema hormonal. El ejemplo más conocido es el del glifosato, que además de ser probable cancerígeno es un contaminante hormonal o disruptor endocrino.

Ante la aparente falta de intención de las autoridades a la hora de eliminarlo de nuestros parque y jardines, cada vez más ciudadanos lo han solicitado a sus ayuntamientos, desarrollando iniciativas para su eliminación en Madrid, BarcelonaZaragoza o Extremadura, entre otras muchas. (Ver listado de otras ciudades).

Jornada “Pesticidas y transgénicos frente a la salud, el medio ambiente y la justicia social”

Este año, desde Ecologistas en Acción os invitamos a participar en la jornada divulgativa que organizamos en colaboración con Fundación Alborada, Fundación Vivo Sano y la Asociación Española de Educación Ambiental.

“Pesticidas y transgénicos frente a la salud, el medio ambiente y la justicia social”

Los expertos en medicina ambiental, transgénicos y agroecología  invitados, recordarán las implicaciones del uso de pesticidas y del desarrollo de los transgénicos en nuestra salud. Por supuesto, daremos un lugar especial a la lucha contra el herbicida glifosato.

Simultáneamente a la jornada, se celebrará un taller infantil en el que enseñaremos a niños y niñas a vivir sin pesticidas, a través de juegos.

Tanto la jornada como el taller infantil serán de carácter gratuito y tendrán lugar el próximo día 4 de abril en las instalaciones de CaixaForum Madrid.

Se ruega confirmar asistencia por email a: cursos@fundacion-alborada.org

Programa de la Jornada

Invita a tus amigos a través de facebook!