¿Deben incluirse consideraciones sobre potencia en los criterios para la identificación de los EDC?

Ciertos sectores de la industria apoyan la inclusión de la potencia de efecto de alteración endocrina como un factor de corte para que las sustancias sean consideradas EDC, de forma que se regulen sólo los EDC muy potentes. Sin embargo, el establecimiento de una “potencia de corte” en la etapa de identificación sería arbitraria y no tienen justificación científica.

El conocimiento sobre la potencia depende de:

a. El método de testeo y el efecto observado.
b. El organismo/especies utilizadas en las pruebas.
c. La etapa de la vida observada (embarazo, edad avanzada)
d. El modo de acción específico.

Estudios han demostrado que el BPA es un estrógeno muy débil en algunos métodos de testeo, sin embargo, es tan potente como el estradiol (E2) en la inducción de insulina en ratones [i]. Si las pruebas de toxicidad utilizadas examinan los puntos finales que pueden ser insensibles a trastornos hormonales, el resultado puede ser que se considere, erróneamente, que las sustancias estudiadas tienen una baja potencia. Por lo tanto, la comparación de potencias relativas de las sustancias químicas puede ser muy engañosa.

Una potencia de corte podría también significar que EDC débiles, pero exposiciones muy altas de la poblacion y del medio ambiente no sean reguladas. Además, incluso un EDC con baja potencia puede interferir prenatalmente con hormonas que son cruciales para el desarrollo a largo plazo del niño [ii].

Por otra parte, la exposición combinada a varios EDC, aunque tengan una potencia baja, pueden dar lugar a importantes efectos sobre la salud, como han mostrado estudios de laboratorio. La población en general está expuesta a muchas sustancias procedentes de muchas fuentes diferentes, como los alimentos, el agua y el aire de interiores, lo que implica su exposición crónica a un cóctel de EDC.

Las consideraciones sobre la potencia no juegan un papel en los procesos existentes para la identificación de agentes carcinógenos y sustancias tóxicas para la reproducción (ftalatos, por ejemplo), por lo que no deben jugar un papel en la identificación de los EDC.

Igualmente, no hay elementos de potencia en la definición de la OMS / IPCS de los EDC. Si en una etapa posterior, después de la identificación de una sustancia como EDC, se necesitara establecer prioridades, se podrían considerar las diferencias en la potencia de actuación uno de los elementos a considerar.

Esta página forma parte de las FAQ sobre contaminantes hormonales. La lista completa de preguntas y respuestas está aquí.

La siguiente pregunta es: ¿Son reversibles los efectos de los EDC comprobados en laboratorio?

Aquí puedes ver la página de CHEM Trust (en inglés).

[i]. Paloma Alonso-Magdalena, Sumiko Morimoto, Cristina Ripoll, Esther Fuentes, and Angel Nadal: The Estrogenic Effect of Bisphenol A Disrupts Pancreatic ?-Cell Function In Vivo and Induces Insulin Resistance, Environ Health Perspect 114:106–112 (2006). doi:10.1289/ehp.8451 available via http://dx.doi.org/
[ii]. http://endocrinedisruption.org/prenatal-origins-of-endocrine-disruption/critical-windows-of-development/timeline-test/