¿El aumento de las enfermedades crónicas se debe a nuestro estilo de vida o tienen algo que ver con los contaminantes hormonales (EDC)?

La genética y ciertos factores relacionados con el estilo de vida, como la dieta, el tabaquismo o la actividad física insuficiente, son, sin duda, los principales contribuyentes al deterioro de la salud. Sin embargo, hay varias tendencias en el deterioro de la salud que no pueden ser ignoradas. Estas incluyen el aumento en los cánceres relacionados con las hormonas o los problemas de fertilidad [i].

El aumento de las enfermedades y trastornos relacionados con los contaminantes hormonales (EDC) no puede ser debidos solo a la genética, ya que los genes no cambian con rapidez. Esta fue también una de las conclusiones de un informe de CHEMTrust que revisó las evidencias científicas sobre cáncer de mama y exposición a contaminantes hormonales (EDC) [ii].

Por otra parte, aunque los factores relacionados con el estilo de vida, tales como el consumo de alcohol o la falta de ejercicio, pueden ser en parte responsables de algunas de estas tendencias negativas para la salud, el hecho de que estemos viendo efectos adversos similares en la vida silvestre se suma a la plausibilidad científica de su relación con la exposición a estos productos químicos. Por ejemplo, se ha informado de trastornos en los machos de muchas especies de fauna silvestre, como testículos no descendidos en nutrias o cambios en el comportamiento de anidación y crianza de las aves tras la exposición a EDC [iii], [iv]. Por otra parte, los experimentos de laboratorio en animales y líneas celulares indican que estos productos químicos también están involucrados en las tendencias adversas de ciertas enfermedades.

El cáncer relacionado con las hormonas es especialmente preocupante, y se ha sugerido la exposición a EDC como su responsable, en parte por el rápido aumento de los casos de cáncer de mama, próstata y testicular. El cáncer testicular es particularmente importante por el aumento de su incidencia en las últimas décadas, sin que esto pueda ser debido al aumento de la esperanza de vida, dado que es una enfermedad que aparece cada vez más en hombres jóvenes [v].

La carga mundial del cáncer se elevó a 14,1 millones de nuevos casos en 2012, incluyendo un notable incremento del cáncer de mama, según la Agencia Internacional para la Investigación del Cáncer (IARC) dependiente de la OMS [vi].

Esta página forma parte de las FAQ sobre contaminantes hormonales. La lista completa de preguntas y respuestas está aquí.

La siguiente pregunta es: ¿El efecto cóctel es solo una hipótesis?

Aquí puedes ver la página de CHEM Trust (en inglés).

[i]. UNEP and WHO: “State of the Science of Endocrine Disruptors 2012”http://www.who.int/ceh/publications/endocrine/en/index.html
[ii]. Breast cancer and exposure to hormonally active chemicals – An appraisal of the evidence, CHEM Trust, 2008 http://www.chemtrust.org.uk/wp-content/uploads/BCexposuretochemicals.pdf
[iii]. CHEM Trust report by G. Lyons: “Males under threat – Effects of pollutants on the reproductive health of male vertebrate wildlife”, 2008.
http://www.chemtrust.org.uk/Male_reproductive_health.php
[iv]. EEA Technical report 02/2012: The impacts of endocrine disrupters on wildlife, people, and their environments, The Weybridge +15 (1996-2011) report, 2012, ISSN 1725-2237
[v]. Testicular cancer incidence statistics, Cancer research UK
http://www.cancerresearchuk.org/cancer-info/cancerstats/types/testis/incidence/uk-testicular-cancer-incidence-statistics#Trends
[vi]. http://globocan.iarc.fr/Default.aspx

Anuncios