¿Hay personas que consideran que el principio de precaución no tiene base científica, es esto verdad?

El principio de precaución es uno de los principios rectores de la actual política de la UE. El principio de precaución requiere que se tenga en cuenta toda la evidencia científica existente, incluyendo todas las complejidades , contradicciones y falta de información a la hora de intentar evitar daños importantes e irreversibles para la población.

El principio de precaución toma en consideración los límites de la ciencia y trata de asegurar que nos se posponga la toma de medidas hasta que el daño se haya producido (y confirmado).

Decir que el principio de precaución no tiene base científica no capta la idea, ya que toda la información científica disponible es tomada en consideración. El principio de precaución permite a los responsables políticos tomar decisiones en ausencia de certidumbre científica si existe un riesgo suficientemente importante. Por lo tanto, requiere pronunciarse, en otras palabras es un principio para hacer política.

A menudo no es posible diseñar y realizar experimentos que prueben que los EDC ocasionan el incremento de enfermedades que observamos. Por ejemplo, podría requerir exponer a mujeres embarazadas a sustancias químicas y hacer un seguimiento de sus hijos durante décadas para observar los efectos. Sin embargo, si existen evidencias de pruebas en líneas celulares así como en experimentos con animales de que las sustancias tienen propiedades de alteración hormonal, necesitamos actuar antes de que exista la prueba irrefutable de daño en humanos.

Un enfoque precautorio valioso requiere transparencia en todas las evaluaciones y escenarios subyacentes. Estas evaluaciones deberían tener en consideración todas las rutas de exposición, en caso contrario pueden adoptarse medidas a pequeña escala en lugar de respuestas políticas más amplias y efectivas, que protejan a los más vulnerables. Por ejemplo, la restricción del BPA en biberones no protege a las mujeres embarazadas y sus fetos de los riesgos por la exposición a otras fuentes de BPA.

Siempre que se han tomado medidas para proteger o mejorar la salud, incluso cuando no se tenía la completa certeza científica de daño, se ha demostrado a posteriori, con más evidencia científica, que la decisión estaba justificada.

Para más detalles consultar el revelador informe “Alertas tempranas, lecciones tardías”
“Late lessons, early warnings-Volume 2” publicado por la Agencia Europea de Medio Ambiente (EEA).

La precaución puede jugar un papel importante en dirigir la innovación hacia el desarrollo sostenible. La innovación es realmente sostenible sólo cuando los beneficios resultantes sobrepasan claramente los daños para el medio ambiente y la sociedad en su conjunto- no solo para los que comercializan el producto.

Esta página forma parte de las FAQ sobre contaminantes hormonales. La lista completa de preguntas y respuestas está aquí.

La siguiente pregunta es: ¿Qué beneficio tendría un control más estricto de los EDC?

Aquí puedes ver la página de CHEM Trust (en inglés).

Anuncios