Tres años más sin aplicar los reglamentos de plaguicidas y biocidas en Europa

El Reglamento de Plaguicidas (1107/2009) y el Reglamento de Biocidas (528/2012) prohíben el uso de contaminantes hormonales como sustancias activas de estos productos. Sin embargo, esta normativa, que intenta proteger la salud humana y el medio ambiente, no se aplica. El motivo es que no tenemos unos criterios oficiales que definan qué sustancias son contaminantes hormonales (también llamadas alteradores hormonales, disruptores endocrinos o EDC).

Los Reglamentos establecían la obligación de que la Comisión Europea aprobase los criterios antes del fin del año 2013. El grupo de expertos, coordinado por el Centro Común de Investigación (JRC) encargado de proponer estos criterios, entregó su propuesta en el verano de 2013. Sin embargo, la Comisión decidió congelar cualquier medida hasta pasadas las elecciones europeas en la confianza de que el nuevo Parlamento Europeo y la nueva Comisión serían menos favorables a regular estas sustancias.

Así ha sido, la nueva Comisión decidió en primer lugar trasladar la responsabilidad desde la Dirección General de Medio Ambiente a la de Salud, mucho más reacia a la regulación de sustancias tóxicas. Después, en respuesta a la presión de la industria, decidió realizar un estudio socio-económico del impacto que tendría la aplicación de los criterios propuestos por los expertos sobre la industria de plaguicidas y biocidas. El estudió comenzó con una consulta pública, lanzada a finales de 2014, se pedían comentarios sobre la aplicación de otros criterios, propuestos por la industria, que reducirían notablemente el número de sustancias reguladas.

Las ONG lanzamos una campaña de recogida de firmas “Di no a los alteradores hormonales” en la que participaron 20.000 ciudadanos europeos pidiendo la regulación inmediata de los alteradores hormonales.

Ahora la Comisión ha organizado varias mesas redondas para explicar cómo va a hacer el estudio.

En la presentación que hizo ante ONG, industria y otras organizaciones, explicaron que van a encargar a una consultora el estudio de qué sustancias serían reguladas según los diferentes criterios y con los resultados harán el estudio socio-económico, que podría estar listo en junio de 2016 para comentarios.

En respuesta a preguntas de las ONG, la Comisión ha contestado que no contemplan hacer público el estudio de la consultora ni tampoco evaluar los impactos sobre la salud y el medio ambiente de la exposición a mezclas de contaminantes hormonales (EDC), que es la situación real de exposición de la población y el medio ambiente. La evaluación de sustancias individuales, subestima los riesgos reales de los alteradores hormonales, tal como advierte un informe de la OMS .

Desde Ecologistas en Acción pedimos a los representantes de España que expresaran su rechazo a las medidas de la Comisión en la reunión que mantuvo con los Estados el pasado 24 de abril.

La industria ha ganado como mínimo otros 3 años y, si las negociaciones del TTIP siguen adelante, defendiendo su propuesta de frenar la regulación de los EDC, quizás no veamos la aplicación de la normativa de plaguicidas y biocidas en Europa. Entretanto, el Gobierno español sigue ignorando el problema.

Anuncios

Nueva edición adaptada a dispositivos móviles del cuaderno sobre contaminantes hormonales

Con la anterior edición en papel prácticamente agotada, estamos a punto de lanzar una nueva versión revisada del Cuaderno/Guía de sustancias que alteran el sistema hormonal, poniendo especial cuidado en la actualización de la información, pero también en que en esta ocasión podáis leerlo cómodamente en dispositivos móviles. Así que ya podéis descargaros la nueva versión de la Guía en formato ePub, compatible con la mayoría de los lectores de libros electrónicos, tabletas y teléfonos inteligentes.

Todos los contenidos de la guía los podéis encontrar también online en este mismo blog en su propia sección dedicada, que iremos actualizando con las últimas novedades en contaminantes hormonales.

descarga-cuaderno-contaminantes-hormonales-2015
Código QR para descarga del EPUB

Esperamos vuestras ideas y sugerencias para mejorar esta guía y hacerla lo más completa y accesible que sea posible.

Enlace de descarga: Guía de sustancias que alteran el sistema hormonal (EPUB)

Nota: si queréis leer la guía en un smarthphone, necesitaréis una aplicación específica. Nosotros os recomendamos FBReader, que es software libre, multiplataforma, sin anuncios, con versiones para Android, Windows, Mac, Linux, etc. Pero hay muchas aplicaciones semejantes y gratuitas que podréis instalar con facilidad.

Un modelo a seguir para eliminar el uso de glifosato en los espacios públicos

losherbicidasnosenferman
A medida que aumenta nuestro conocimiento sobre los riesgos del  uso del glifosato como herbicida, crece el número de ayuntamientos que están limitando o abandonando su uso. Este es el caso del Ayuntamiento de Navalafuente (Madrid) que ha decidido prohibir el glifosato en el tratamiento de sus espacios públicos, en una moción aprobada a finales del mes de marzo.

Recordemos que el glifosato es el herbicida de uso más extendido en el mundo, y que es un conocido contaminante hormonal que acaba de ser incluido en la lista negra de la OMS como causa probable de cáncer,

Abandonar el uso de pesticidas y herbicidas en espacios públicos es una de las cinco medidas propuestas para que los ayuntamientos y comunidades autónomas reduzcan de forma sencilla la exposición de la población a contaminantes hormonales.

Otras iniciativas para limitar el uso de contaminantes hormonales de las que tenemos constancia son:

  • Han dejado de usar herbicidas en espacios públicos los ayuntamientos Arenas de San Pedro, Las Navas del Marqués, Medina de Pomar, Bembibre, Carucedo, Villablino, Villamuriel de Cerrato, Guijuelo, El Espinar y Simancas, el de Villamayor o el de Ávila, en Castilla y León. En el caso de Las Navas del Marqués, el glifosato se ha dejado de usar de manera total por el “riesgo que supone para la salud pública”. En la Comunidad de Madrid, han dejado de usarlo los ayuntamientos de Navalafuente y Venturada.
  • Han dejado de usar herbicidas a base de glifosato los ayuntamientos de Candeleda, Cacabelos, Fabero, Almazán, Santa Marta de Tormes y el Real Sitio de San Ildefonso. Otras localidades van a prohibir su uso o están estudiando medidas alternativas, como los ayuntamientos de Toro, Tordesillas y Aranda de Duero, en Castilla y León. En Madrid Los ayuntamientos de Manzanares el Real, Colmenar Viejo, y Boalo-Cerceda-Mataelpino han denegado la autorización de tratamientos con herbicidas a base de glifosato.
  • La Diputación de Ávila ha dejado de usar glifosato en el tratamiento de carreteras situadas en espacios naturales. Tampoco lo utiliza en los términos municipales de Navas de Riofrío, Torre Val de San Pedro, Tabladillo y Santiuste de Pedraza, a petición de los propios ayuntamientos.
  • El Procurador del Común de Castilla y León ha solicitado que se deje de utilizar glifosato en la limpieza de carreteras.
  • Se han declarado municipios libres de herbicidas químicos los municipios de Buenavista, el Rosario, Los Tilos, El Tanque y Santiago del Teide, en Canarias.

Compartimos el modelo de moción utilizado por el Ayuntamiento de Navalafuente (doc) para que lo utilicéis a la hora de reclamar medidas parecidas en vuestros municipios y como modelo para otros ayuntamientos que quieran sumarse a las cinco medidas para actuar contra los contaminantes hormonales.

5 medidas para que tu ayuntamiento actúe contra los contaminantes hormonales

En mayo habrá elecciones municipales y autonómicas, así que es un buen momento para que pidamos a los candidatos que se comprometan a reducir la contaminación y, en especial, nuestra exposición a contaminantes hormonales. Para ponérselo fácil, una veintena de organizaciones hemos elaborado una lista de 5 medidas para que los contaminantes hormonales se reduzcan de manera significativa en nuestras vidas.

Imprimir

¿Que qué son los contaminantes hormonales? En este blog tienes una completa guía sobre el tema que iremos actualizando con las últimas novedades. Pero, dicho brevemente:  los contaminantes hormonales son una clase de contaminantes emergentes que dañan el sistema hormonal de las personas y de otros seres vivos. Las sustancias que provocan estos daños son llamadas a menudo disruptores, alteradores o interruptores endocrinos. En inglés son conocidas como EDCs (Endocrine Disrupting Chemicals). Son sustancias presentes en pesticidas y en productos cotidianos, como plásticos y cosmétidos, y que, incluso en cantidades ínfimas, pueden dañar el correcto funcionamiento del sistema hormonal y causar trastornos metabólicos, de la fertilidad y neurológicos.

En próximas anotaciones explicaremos más detenidamente cada una de las medidas que proponemos para reducir tu exposición a estos contaminantes en tu localidad. Verás que son medidas claras y sencillas. Al alcance de cualquier ayuntamiento y gobierno autonómico. Además, es una lista corta. Más fácil, imposible. Pero aquí viene tu parte: difunde la lista, discútela en tu comunidad, agrupación, círculo, asamblea, etc. y, sobre todo, exige a tus candidatos/as preferidos que se comprometan en la protección de la salud de las personas y el medio ambiente con medidas como estas:

1. Usar productos limpios a través de contratas y compras públicas

Las Administraciones públicas españolas gastaron en obras, bienes y servicios 165 mil millones de euros en 2011, siendo, con diferencia, el principal agente del mercado. La limitación de la presencia de contaminantes hormonales y otras sustancias preocupantes en las contratas y compras públicas, no solo reducirá la exposición de los trabajadores y usuarios de centros públicos, incluyendo centros escolares y sanitarios, además impulsará la presencia de productos más seguros en el mercado, y apoyará así a las empresas que se han comprometido ofreciendo productos más limpios y seguros.

2. Fomentar el consumo de alimentos con baja presencia de contaminantes en guarderías, comedores escolares y centros hospitalarios

La alimentación es una de las principales vías de exposición a sustancias tóxicas. Una dieta variada, que persiga reducir el consumo de pescados y carnes grasas; favorecer alimentos orgánicos; evitar envases plásticos; y calentar y cocinar alimentos en envases y utensilios de vidrio o metal reduce la exposición a contaminantes hormonales. Las Administraciones municipales y autonómicas pueden implantar estas medidas directamente en todos los comedores escolares y de centros sanitarios bajo su responsabilidad y fomentar la aplicación de estas medidas en centros privados.

3. Evitar el uso de plaguicidas y herbicidas en espacios públicos

La fumigación de parques y jardines, el uso de herbicidas en espacios públicos, la fumigación de centros escolares, centros sanitarios y otros espacios públicos cerrados exponen, innecesariamente, a la población a contaminantes hormonales. Existen numerosos métodos de lucha contra plagas y de control de malas hierbas que no utilizan sustancias químicas tóxicas. La implantación de estas medidas además favorecerá su uso también en espacios privados.

4. Informar y formar a sanitarios, educadores y periodistas

Los profesionales en contacto con familias, jóvenes, niños y adolescentes, como son los médicos de familia, pediatras, matronas y enfermeras, deben estar adecuadamente informados de los riesgos para la salud de la exposición a contaminantes hormonales y estar capacitados para ofrecer recomendaciones para reducir la exposición a sustancias tóxicas, al igual que hacen ya en otros países europeos. También los periodistas y comunicadores deben estar informados y formados para poder ofrecer una información veraz y contrastada a la población.

5. Reducir el uso del automóvil en desplazamientos cortos

Un 80% de la población española respira aire contaminado. Los desplazamientos en automóvil en nuestras ciudades son la primera causa de esta contaminación. Tanto los humos diésel, como otros contaminantes presentes en las emisiones de los coches, tienen capacidad de alterar el sistema hormonal. La información a la población sobre los efectos de la contaminación sobre la salud, las principales fuentes de contaminación del aire y medidas para reducirla, junto con el apoyo a la movilidad sostenible reducirán de forma ostensible este problema.

El coste económico de los daños causados por los contaminantes hormonales es de miles de millones al año en la UE según un nuevo análisis

Coste económico de los efectos en la salud de los contaminantes hormonales en la UE
Coste económico de los efectos en la salud de los contaminantes hormonales en la UE

Durante la reciente celebración de la “cumbre” anual de la endocrinología #ENDO2015 organizada por la Endocrine Society se presentaron los resultados de un conjunto de análisis que han estimado el coste económico de las exposición a contaminantes hormonales en la UE en más de 150 mil millones de euros al año. Esta impresionante cifra es además la más conservadora del estudio, ya que se estima que el coste anual podría llegar hasta los 270 mil millones de euros anuales, sumando las pérdidas en horas de trabajo y el coste económico de los trastornos neurológicos, de la fertilidad y metabólicos causados por los contaminantes hormonales en la UE.

CapturaLa noticia fue recogida por gran número de medios, pero en nuestro país pasó bastante desapercibida, pese a su importancia. Podéis encontrar más información en el comunicado de la Endocrine Society así como en las noticias publicadas en The Guardian, BBC News, Time, Le Monde, National Geographic

El análisis, realizado por un panel de expertos en contaminantes hormonales, incluyó los costes directos de hospitalización, servicios médicos, cuidados y otros gastos médicos. Además se calcularon los costes indirectos, como la pérdida de productividad laboral, la muerte prematura y la discapacidad.

Los investigadores encontraron que los costes más elevados están relacionados con la discapacidad intelectuale originada por la exposición prenatal a pesticidas organofosforados. El estudio estima que se pueden atribuir 59 300 nuevos casos anuales de discapacidad intelectual a la exposición a estos pesticidas.

Bienvenid@s al blog sobre contaminación hormonal

Detrás de este blog está el equipo de Ecologistas en Acción que desarrolla sus campañas contra la contaminación. También participan personas de otras campañas (Agroecología, Anti-Fracking, No al TTIP, Residuos). Ecologistas en Acción pertenece a la coalición EDC-Free Europe, formada por decenas de organizaciones sociales de toda Europa, que tienen el interés común de reducir la exposición de la población a contaminantes hormonales.

Queremos ofrecer también un espacio para que otras organizaciones sociales, investigadores y profesionales de diferentes ámbitos, que comparten nuestros objetivos, presenten sus estudios y propuestas.Los contaminantes hormonales son sustancias que pueden alterar el sistema hormonal de personas y animales salvajes, y por ello, provocar efectos adversos en su salud. Estas sustancias, denominadas alteradores hormonales y disruptores endocrinos (EDC en sus siglas en inglés) están relacionadas con importantes enfermedades cuya incidencia está aumentando en todo el mundo, incluyendo ciertos tipos de cáncer (mama, testículo, próstata), problemas de fertilidad, obesidad, diabetes y daños neurológicos, entre otros. La exposición a estos contaminantes está relacionada con problemas de fertilidad, inhibición de la metamorfosis, o daños a su sistema inmune, entre otros daños, con la consiguiente reducción de las poblaciones de numerosas especies de animales salvajes.

Con este blog queremos:

  1. Facilitar información sobre los riesgos ocasionados por los contaminantes hormonales para la salud y el medio ambiente.
  2. Proponer medidas para reducir la exposición de la población y el medio ambiente.
  3. Informar sobre los avances en la regulación de los contaminantes hormonales.