¿Qué son efectos adversos?

La OMS / IPCS han adoptado como definición general de la adversidad: “Un cambio en la morfología, la fisiología, crecimiento, desarrollo, reproducción o tiempo de vida de un organismo, sistema o (sub) población que se traduce en un deterioro de la capacidad funcional, un deterioro de la capacidad para compensar el estrés adicional o un aumento en la susceptibilidad a otras influencias “.

El grupo consultivo de expertos del JRC está de acuerdo en que la adversidad es un elemento importante para la identificación de un disruptor endocrino, tal como se establece en el informe “cuestiones científicas clave relevantes para la identificación y caracterización de sustancias alteradores hormonales[i]. Al mismo tiempo, el informe señala en el capítulo 2.3 que “el punto en el que un cambio observado debe ser considerado adverso es un tema de debate continuo.”

Los endocrinólogos han propuesto que la capacidad de una sustancia química para interferir con la acción de una hormona es un predictor de resultados adversos [II]. Los cambios en el sistema endocrino en el organismo tras la exposición a una sustancia deberían, por lo tanto, considerarse siempre como preocupantes. Esto significa que ante la pregunta de “¿qué es adverso?” pueda ser necesario ir más allá de la información que normalmente está disponible sobre una sustancia química. Las mediciones para determinar efectos adversos que se hacen de acuerdo con la regulación internacional (directrices OCDE) son típicamente sobre el peso de los órganos, letalidad, el número de cachorros nacidos, la proporción de sexos, etc. En el futuro, se deberán supervisar cambios que puedan conducir a resultados adversos en un momento posterior de la vida, tales como la disminución del cociente intelectual o el aumento de susceptibilidad a enfermedades.

Son necesarios mejores test para predecir enfermedades y trastornos importantes. Por ejemplo, hay científicos que han utilizado pruebas tales como la expresión de receptores de hormonas en el cerebro, la expresión de macho típico y de comportamientos femeninos, la respuesta de la próstata a los desafíos de las hormonas, la cantidad de glucosa en sangre después de un cambio en la insulina, y la morfogénesis de la glándula mamaria en la pubertad [iii].

Tanto REACH como el Reglamento de Pesticidas requieren una cuidadosa interpretación sobre si los efectos observados son adversos, ya que estipulan ‘posibles efectos graves’ y ‘pueden causar efectos adversos’ respectivamente.

En las pruebas para determinar el daño a la fauna silvestre, sólo se considera adverso si afectan al nivel de población. Consideramos que cualquier efecto razonablemente argumentado que pueda tener un efecto potencial sobre el nivel de población de las especies de fauna silvestre, se debe considerar adverso.

Esta página forma parte de las FAQ sobre contaminantes hormonales. La lista completa de preguntas y respuestas está aquí.

La siguiente pregunta es: ¿No son los medicamentos con propiedades como EDC la principal causa del impacto ambiental, en vez de los productos químicos industriales presentes en los productos de consumo?

Aquí puedes ver la página de CHEM Trust (en inglés).

[i]. JRC report: Key scientific issues relevant to the identification and characterization of endocrine disrupting substances. Report of the ED expert Advisory group. March 2013,http://ihcp.jrc.ec.europa.eu/our_activities/food-cons-prod/endocrine_disrupters/jrc-report-scientific-issues-identification-endocrine-disrupting-substances
[ii]. Zoeller et al.: Endocrine-disrupting chemicals and public health protection: a statement of principles from The Endocrine Society, Endocrinology, 153, 9, 2012, 4097-4110. doi:10.1210/en.2012-1422
[iii]. Diamanti-Kandarakis et al., Endocrine disrupting Chemicals, An Endocrine Society Scientific Statement 2009. http://www.endo-society.org/journals/scientificstatements/upload/edc_scientific_statement.pdf