Cómo elegir un protector solar sin contaminantes hormonales

sunscreen1 copia

Este verano, elige no poner tóxicos sobre tu piel. Cada vez es más fácil encontrar cremas solares libres de contaminantes hormonales, que no producen alergias ni afectan al sistema hormonal de humanos y fauna silvestre.

La presencia de contaminantes hormonales (también llamados disruptores endocrinos o EDCs) en las cremas de sol es especialmente grave en el caso de mujeres embarazadas, ya que los filtros solares y otras sustancias tóxicas atraviesan la piel de la madre por absorción dérmica y se acumulan en la placenta y en el feto, como demuestra un estudio del CSIC en colaboración del Hospital Sant Joan de Déu de Barcelona y publicado en la revista Environment International (ver estudio).

Los resultados muestran concentraciones de estos tóxicos 500 veces superiores a lo esperado, un dato de gravedad dado que los efectos de estos contaminantes hormonales para el bebé son irreversibles (problemas de neurodesarrollo, malformaciones y otros daños que pueden revelarse muchos años después del nacimiento, como pérdida de fertilidad o cáncer). 

También es muy importante elegir un protector solar sin tóxicos para niños y niñas, más vulnerables a la exposición a contaminantes hormonales dado que su cuerpo aún se está desarrollando, en un proceso en el que las hormonas tienen un importantísimo papel.

Cada vez hay más opciones de cremas de sol libres de contaminantes hormonales

Los fabricantes están captando la preocupación de la población ante los tóxicos presentes en productos cosméticos y cada vez hay más opciones de productos sanos en el mercado. Un reciente estudio, realizado por el Consejo de consumidores danés THINK Chemical, encontró, tras examinar la composición de 66 marcas de protectores solares en Dinamarca, que el 40% no contienen contaminantes hormonales.

significado colores copia

Puedes investigar qué marcas conviene comprar aquí. Los resultados aparecen clasificados en tres colores para saber qué marcas son recomendables por estar libres de sustancias tóxicas (alérgenos y contaminantes hormonales) y cuáles es mejor evitar.

Aunque son protectores de venta en Dinamarca, algunos tienen marcas internacionales.

Esta otra base de datos, de Environmental Working Group, examina 750 cremas solares, mostrando la misma clasificación en tres colores.

Consejos para elegir tu protector solar

El primer consejo, es lógico: evitar la exposición en la medida de lo posible, sobre todo en el caso de los niños.

¡Si es natural, mejor! Procura elegir cremas de cosmética natural, evitando los productos industriales que tienen como base sustancias derivadas del petróleo, como parabenos, ftalatos o aceites minerales.

Son mucho más saludables los filtros biológicos, como aceite de karité, de frambuesa o de germen de trigo (aunque no garantizan la misma protección, por lo que deben utilizarse sólo para exposiciones cortas) y los filtros físicos, como el óxido de zinc y la mica. La Agencia internacional para la investigación del cáncer (IARC) clasificó el dióxido de titanio dentro del grupo de posibles carcinógenos para humanos, por lo que es mejor evitarlo.

Ecoetiqueta: ante la duda, siempre es más sencillo confiar en algún sello o etiqueta de cosmética ecológica.

Lee los ingredientes: Para el consumidor es muy difícil conocer todos los nombres químicos de las sustancias cuya exposición debe evitarse, algo con lo que la industria cosmética cuenta de antemano. Además, muchas de estas sustancias aparecen con nombres comerciales.

A continuación hay un listado de sustancias tóxicas más habituales que es recomendable evitar.

Tóxicos a evitar

¿Por qué hay contaminantes hormonales en productos del consumo, si dañan la salud y el medio ambiente?

En 2013, la Comisión Europea tenía la obligación de elaborar una legislación que regulara los contaminantes hormonales. Pero la presión de grandes industrias, como la de pesticidas, química, plásticos y cosmética, hicieron que esta regulación se retrasara y presionaron para que regulara el menor número de sustancias posible.

Finalmente, este mes de junio la Comisión ha publicado una propuesta de regulación. Pero la presión de la industria, más fuerte aún tras las negociaciones del TTIP ha hecho que la propuesta sea tan restrictiva a la hora de identificar estos tóxicos que, en la práctica, no va a eliminar ninguno de los que se encuentran en los productos cosméticos, lo que dejará a la población desprotegida. Ver noticia.

 

 

Anuncios

Un análisis de agua embotellada en España encuentra tóxicos en todas las botellas

 

 

bottles

Un análisis del agua embotellada realizado por el Instituto de Investigación Biosanitaria de Granada y publicado en Environment International encuentra contaminantes hormonales en TODAS las botellas analizadas. Leer más “Un análisis de agua embotellada en España encuentra tóxicos en todas las botellas”

¿Qué crema de sol usas?

¿Cómo me afecta mi crema de sol?
Campaña ¿Qué les pasa a tus hormonas? de http://www.edc-free-europe.org/

 

 

Ya estamos en verano y para disfrutar de la naturaleza es imprescindible protegernos de la radiación ultravioleta con protectores solares. Es importante saber elegir cremas solares sanas que no contengan productos tóxicos, ya que a través de la piel estas sustancias pueden pasar con facilidad al torrente sanguíneo.

Uno de las primeras características que debemos conocer para elegir una crema solar saludable es el tipo de filtro solar que tiene.

La mayoría de las cremas de sol tradicionales utilizan filtros químicos, compuestos por sustancias sintéticas, muchas de ellas derivadas del petróleo. Cuando los filtros químicos absorben la radiación ultravioleta la transforman en otras frecuencias que no dañan la piel, como calor. La industria cosmética utiliza muchas sustancias diferentes en sus filtros y muchas de ellas aparecen con nombres comerciales en los ingredientes, pero algunas habituales son la benzofenona-2 (BP2), benzofenona-3 (BP3), 4-Metilbenzilideno camfor (4MBC), el octil-methoxicin-namato (OMC) o el ácido octil dimetil aminobenzoico (PABA),  entre otras. Estas sustancias son contaminantes hormonales, también llamados disruptores endocrinos, es decir, sustancias que pueden interferir nuestro sistema hormonal y la regulación del desarrollo embrionario, provocando efectos adversos sobre la salud, como pérdida de fertilidad, malformaciones e incluso tumores en órganos hormonodependientes.

El daño en la salud es mucho mayor si las personas expuestas a estos contaminantes son mujeres en edad reproductiva, embarazadas o niños lactantes, ya que las hormonas juegan un papel aún más importante, si cabe. Estas sustancias pueden causar daño a muy pequeñas dosis y sus efectos aumentan al mezclarse con otros contaminantes hormonales, como pueden ser los ftalatos o los parabenos, también ingredientes habituales de muchas de estas cremas.

Una buena alternativa son las cremas de sol con filtros físicos. Estos filtros son auténticas pantallas, que en lugar de absorber la radiación, la reflejan en todo su espectro. Los filtros más utilizados son el óxido de zinc, dióxido de titanio y la mica. El óxido de zinc es la mejor opción ya que en 2006, la Agencia internacional para la investigación del cáncer (IARC, por sus siglas en inglés),  clasificó el dióxido de titanio dentro del grupo de posibles carcinógenos para humanos.

Existe una tercera alternativa, los filtros biológicos, como aceite de karité, de frambuesa o de germen de trigo, saludables, pero que no tienen el mismo efecto a la hora de proteger de la radiación UV.

Como siempre, la mejor estrategia para cuidar nuestra salud es una combinación de productos de marca natural y certificada (ya hay muchas en el mercado), combinada con una exposición moderada al sol.