ONGs denuncian a Monsanto y al gobierno alemán por ocultar los efectos cancerígenos del Glifosato

Appleskull_NO

La semana que viene, las autoridades europeas puede que renueven el permiso del glifosato otros 15 años más, en base a un informe fraudulento que no ha seguido los métodos científicos establecidos y oculta los daños del famoso herbicida.

Detrás de toda la burocracia, se encuentra el hecho de que el herbicida glifosato, además de un probable cancerígeno, es un disruptor endocrino (EDC). Es decir, interfiere en la síntesis de estrógenos, lo que explicaría el incremento de partos prematuros y abortos espontáneos relacionados con la exposición a este herbicida. También están demostrados sus efectos tóxicos sobre animales e incluso bacterias, por lo que es causante de una pérdida de productividad de los ecosistemas.

¿Por qué pruebas de cáncer sobre los mismos datos tienen resultados opuestos?

Para solicitar la renovación del permiso del glifosato, la Comisión se basa en un informe elaborado por el Instituto Federal Alemán de Evaluación de Riesgo (BfR) y la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA), a petición de la industria de plaguicidas. Para dicho informe, el BfR confió plenamente en los resultados de los análisis realizados por la industria, en concreto, Monsanto. La conclusión de ese informe es que el glifosato no ocasiona ningún riesgo para la salud humana y el medio ambiente.

Este resultado sorprendió y enojó a la comunidad científica, más aún cuando sólo unos meses antes, la Agencia Internacional para la Investigación del Cáncer (IARC) había clasificado el glifosato como probable cancerígeno para los seres humanos.

Ante el revuelo científico, el BfR se vio forzado a revisar su evaluación y a reconocer que, empleando los métodos recomendados por la OCDE y utilizados por la IARC, los estudios sí que mostraban evidencia de carcinogenicidad.

Conclusión: El glifosato es un probable cancerígeno. Pero, el BfR ha mantenido su decisión de considerar que no lo es y sobre esta decisión decidirán los Ministros la continuidad de su autorización.

Para impedirlo, hoy en Berlín, un grupo de ONGs de la Coalición EDC Free, a la que pertenece Ecologistas en Acción, denuncian formalmente a las empresas que han pedido la renovación de la licencia, al BfR y a la EFSA, por ocultar los efectos cancerígenos del glifosato con el objetivo de que se renueve su licencia en el mercado europeo. También solicitan a los fiscales que investiguen el fraude.

Ver Nota de Prensa de la denuncia, en inglés

Por otro lado, Ecologistas en Acción ha escrito una carta a nuestros ministros de Medio Ambiente y de Sanidad, pidiendo que rechacen la reautorización del glifosato, en el próximo Comité Permanente.

Ver carta enviada a Tejerina y Alonso: Carta a Tejerina y Alonso

 

¿Qué puedes hacer tú?

Cada vez más pueblos y ciudades están tomando sus propias decisiones a la hora de proteger la salud de sus habitantes, aprobando mociones para no usar contaminantes hormonales. En Diciembre de 2015 Barcelona, tanto la ciudad condal como la provincia, votaron una moción para eliminar de sus calles el uso del glifosato.

Si quieres más información sobre cómo iniciar todo el proceso para que tu ayuntamiento no utilice glifosato, se decida lo que se decida en Europa, escribe a este mail:

nobiocidas@gmail.com

 

Aún estás a tiempo de firmar contra el glifosato y hacer que firmen más personas. Las firmas recogidas se entregarán el próximo día 7 en la reunión en la que se decidirá a reautorización del glifosato.

Puedes firmar aquí

Pincha la calavera para firmar
Pincha la calavera para firmar
Anuncios

Un comentario en “ONGs denuncian a Monsanto y al gobierno alemán por ocultar los efectos cancerígenos del Glifosato”

  1. Eso es terrorismo puro y duro en acción los deberían juzgar en el tribunal de la Haya por crímenes contra la humanidad. Si no que clase de civilización somos???.

    Me gusta

Los comentarios están cerrados.