Consejos para decorar tu casa sin contaminantes hormonales

pinturacal

Algunas ideas sencillas, tomadas de la bioconstrucción, pueden ayudarnos a elegir muebles, pinturas y elementos de construcción sin tóxicos contaminantes hormonales. Leer más “Consejos para decorar tu casa sin contaminantes hormonales”

Cuidado, tu sofá puede afectar a tu tiroides

sofátxiki copia

Y no sólo afecta a tu tiroides tu sofá, también tu ordenador, tu colchón o cualquier objeto que haya sido tratado con los compuestos bromados denominados PBDE (polibromodifenil éteres), utilizados como retardantes de llama para evitar que los objetos ardan.

Los PBDE son contaminantes hormonales, es decir sustancias que alteran el funcionamiento correcto del sistema hormonal, además de ser contaminantes persistentes, que se acumulan en el tejido graso.

Estos compuestos se utilizaron ampliamente en la década de los 70 como ignífugos en productos como muebles con espuma, textiles o material electrónico. Como los PBDE no están unidos químicamente a los materiales, se liberan pasando al aire y forman parte del polvo, dos de las mayores vías de exposición de estos tóxicos.

¿Cómo dañan a la tiroides?

Los daños a la tiroides se deben a que la estructura de estos compuestos es muy parecida a la de las3 hormonas tiroideas (HT) lo que permite que “confundan” a las proteínas que se unen a las hormonas.

La etapa prenatal e infantil son especialmente vulnerables: pequeñas reducciones de la cantidad de hormonas tiroideas en esta fase se relacionan con problemas en el desarrollo neuronal de los niños, incluyendo la reducción del coeficiente intelectual, déficits de la concentración y problemas de coordinación motora. Uno de los estudios más amplios realizados hasta la fecha, de la Universidad de Berkeley, muestra que un aumento de 10 veces en la exposición a estos contaminantes durante estas etapas, está asociada a una reducción promedio de 5 puntos en el C.I. de los niños de siete años.

Pero el daño también se produce en la edad adulta. Un nuevo estudio, esta vez del Departamento de Salud Medioambiental de la Universidad de Harvard y publicado este mes de mayo en la revista científica “Environmental Health”, relacionan la exposición a los PBDE con problemas con enfermedades relacionadas con la glándula tiroides, especialmente en mujeres en edad post-menopáusica.

Exposición actual

La exposición a los PBDE está declinando desde que empezó su eliminación gradual, hace una década, por su inclusión en el Convenio de Estocolmo, de compuestos orgánicos persistentes. Pero aún sigue siendo un problema de salud pública, ya que estos compuestos persisten muchos años dentro del cuerpo y del medio ambiente, se pueden concentrar en la cadena alimentaria y el reemplazo de los productos que los contienen (sofás, material eléctrico etc) es lento.

De hecho, en Europa, las enfermedades relacionadas con la tiroides aumentan año tras año. Por ejemplo, el cáncer de tiroides aumenta un 7% anualmente, con especial incidencia en mujeres, niños y adolescentes.

Además, gracias a exenciones del Convenio de Estocolmo se están reciclando estos tóxicos para fabricar productos en contacto con alimentos, como denunciábamos en este post. Debido al reciclaje de material electrónico con estos tóxicos, los mayores índices de contaminación interna del mundo se han producido en los niños recicladores de Nicaragua, con una cantidad de tóxicos 10 veces más alta que la de los niños estadounidenses.

Necesidad de regular los contaminantes hormonales

Los PBDE son un ejemplo de la necesidad de eliminar los contaminantes hormonales de los productos habituales para proteger la salud de la población. El próximo 15 de junio será un día clave en la lucha contra los contaminantes hormonales en Europa ya que se presentará, con casi dos años de demora, el borrador de los criterios de definición de estos contaminantes. Es necesario que se defina con criterios exclusivamente científicos qué es un contaminante hormonal, para evitar que se introduzcan en productos tan habituales como juguetes infantiles, cosméticos, mobiliario o material de construcción.

En la nueva guía publicada por Ecologistas en Acción, “Guía para la eliminación de contaminantes hormonales” podrás la sección “Obras públicas y equipamientos de edificios públicos” dedicada a la construcción, equipamiento y mobiliario, con un listado de materiales que contienen contaminantes hormonales y posibles alternativas a los mismos.

 

¿Sabes que no limpiar el polvo puede afectar a tu fertilidad?

hombre limpiando

Hoy en día, muchos de los objetos del hogar están fabricados con materiales sintéticos que contienen contaminantes hormonales (¿qué son?). Moquetas de PVC, muebles de conglomerado, material electrónico o pinturas, liberan tóxicos que pasan a formar parte del polvo de nuestras casas y de ahí entran en nuestro cuerpo por la respiración o la piel. Leer más “¿Sabes que no limpiar el polvo puede afectar a tu fertilidad?”

Ecologistas en Acción actúa para impedir que se continúen utilizando tres sustancias tóxicas

sust quimica

Los próximos días 22 y 23 de septiembre, los Estados miembro de la UE decidirán, durante la reunión del Comité REACH si autorizan que se sigan utilizando tres sustancias tóxicas (DEHP, HBCDD y cromatos de plomo). Las tres sustancias están sometidas a autorización según el reglamento REACH, esto es, no se podrán comercializar ni utilizar si la Comisión, tras escuchar a la Agencia Europea de Sustancias Químicas y a los Estados miembro, no concede a las empresas solicitantes su autorización. Leer más “Ecologistas en Acción actúa para impedir que se continúen utilizando tres sustancias tóxicas”

La UE permite el reciclaje de tóxicos en nuevos productos

termo3
Un estudio encuentra retardantes de llama bromados prohibidos en termos de café

29 organizaciones de defensa de la salud y el medio ambiente, entre ellas Ecologistas en Acción, envían una carta al Comisario Europeo de Medio Ambiente, Asuntos Marítimos y Pesca, exigiéndole que se oponga al reciclaje del DecaBDE para utilizarlo como materia prima de otros productos.

El DecaBDE es un tipo de polibromodifenil éter (PBDE) regulado por el Convenio de Estocolmo, por ser un Compuesto Orgánico Persistente (COP) tóxico. Por esta razón, ya no se produce en Europa, aunque seguirá en nuestro entorno si se permite su uso tras ser reciclado. Aunque el Convenio de Estocolmo no permite el reciclaje de estas sustancias, en 2009 la presión de los lobbies industriales consiguió que sí se permitiera para otros polibromodifenil éteres, el PentaBDE y el OctaBDE, como vimos en un post anterior. Ahora se discute si se hará otra excepción con el DecaBDE.

Ésta es la preocupación de las organizaciones sociales, entre las que se encuentra Ecologistas en Acción: que el reciclaje dé una segunda vida en nuestras casas a las sustancias tóxicas. Un estudio evidencia la presencia de compuestos bromados reciclados (generalmente, DecaBDE) en copas de termo y en utensilios de cocina vendidos en Europa.

Según David Azoulay, del Centro para el Derecho  Internacional Ambiental (CIEL por sus siglas en inglés):

“La inclusión de estos químicos reciclados en productos incrementaría exponencialmente las toxinas liberadas en el medio ambiente y pondría en peligro la salud humana.”

Si la Unión Europea permite el reciclaje de los PBDE, aunque se prohíba su producción, no conseguiremos reducir la cantidad de estos contaminantes en nuestro entorno. La opción de las organizaciones ambientales es clara: Ni producción, ni reciclaje de tóxicos.

El DecaBDE, como el resto de polibromodifenil éteres (PBDE) son sustancias ignífugas presentes en productos de uso diario, como aparatos electrónicos, textiles o materiales de construcción. Todas ellas son bioacumulativas, persistentes y disruptores endocrinos EDC, con efectos adversos en el sistema hormonal, reproductivo y nervioso. Es de sentido común que no deban reciclarse en la fabricación de productos de uso diario.

Para leer la carta enviada por las ONGs al Comisario Europeo pincha aquí.

 

quelespasaatushormonas