Glifosato: la punta del iceberg de los pesticidas que dañan al sistema hormonal

post copia2
Las organizaciones europeas damos las gracias a los países que no han apoyado con su voto 9 años más de glifosato sin restricciones. Mientras, Monsanto lanza una campaña sobre su “fidelidad” a la ciencia.

¿Y si sustituyen el glifosato con el que “limpian” los parques públicos, las cunetas de carreteras, de vías de tren y los campos, por otro pesticida que también sea un contaminante hormonal?

Aún hoy sigue en el aire el futuro del herbicida glifosato en Europa, después de que, por segunda vez, los estados miembro negaran su apoyo a la renovación de la autorización, gracias a representantes de países como Malta e incluso la propia Alemania. España votó a favor. 

Flores sin pesticidas para Ségolène Royal por votar contra la renovación del glifosato
Flores sin pesticidas para Ségolène Royal por votar contra la renovación del glifosato

Desde Ecologistas en Acción y otras 40 organizaciones hemos enviado esta tarjeta de agradecimiento y flores sin pesticidas a los ministros de los países que no votaron a favor del glifosato.

Ahora, la Comisión puede prorrogar la licencia a dos años, hasta que la ECHA, la Agencia Europea de Sustancias y Mezclas Químicas finalice su clasificación y determine si el glifosato es o no cancerígeno. O también puede no hacer nada y dejar que expire la autorización actual el 30 de junio, con lo que después de 6 meses de gracia, el glifosato desaparecería de Europa.

Hoy, hemos enviado esta Nota de Prensa conjunta al respecto de Ecologistas en Acción, Greenpeace, F. Alborada, Fodesam, F. Vivosano y CCOO

Detener la re-autorización que propuso la Comisión Europea a principios de este año ha supuesto un gran esfuerzo social. Pero, debemos recordar que aunque se trate del herbicida más utilizado en el mundo y en España (unos 15 millones de litros al año), se trata únicamente de una sustancia. Y hay muchas más.

El glifosato no es el único pesticida que afecta al sistema hormonal

Según la organización Pesticide Action Network hay al menos 73 sustancias, utilizadas en pesticidas, que pueden afectar al sistema endocrino de animales y humanos, produciendo daños que van desde la pérdida de fertilidad a trastornos en el desarrollo neuronal, malformaciones congénitas, obesidad, diabetes e incluso determinados cánceres. Además, afectan a dosis muy bajas (por debajo de los límites legales permitidos).

Por esta razón, puede darse el caso de que una administración preocupada por el uso del glifosato en sus zonas verdes, lo sustituya por otro herbicida y que éste también afecte gravemente a la salud de la población.

Para evitar esta situación Ecologistas en Acción ha publicado la guía  “Eliminación de contaminantes hormonales. Guía para administraciones locales” que provee a las administraciones de información para reducir, de forma eficaz, la exposición de su población a cualquier contaminante hormonal.

Guía Eliminación de contaminantes hormonales para administraciones locales

En el caso de los pesticidas, la guía presenta un listado con los nombres de los pesticidas que dañan al sistema hormonal, en el anexo 3:

El objetivo a largo plazo es evitar el uso de cualquier sustancia que dañe a la salud del ser humano y de la naturaleza. Pero un paso previo puede ser empezar con aquellos que dañan al sistema hormonal, no sólo en el cuidado de zonas verdes sino también en los usos agrícolas.

La actuación de la sociedad civil enfada a Monsanto

A Monsanto no le ha hecho ninguna gracia que se niegue por segunda vez la reautorización en Europa de su producto estrella, el Roundup, más aún cuando es noticia su adquisición por parte del gigante Bayer. El contraataque del gigante agroquímico ha sido una campaña de desprestigio de todos aquellos que se han opuesto a los resultados de sus estudios de carcinogenidad del glifosato. La industria del glifosato empezó atacando la profesionalidad de la propia IARC.

Ahora, el gigante agroquímico ha iniciado una campaña en las redes enfatizando su fidelidad al método científico y colocando su logo junto a frases de grandes científicos, como Galileo Galilei. El mensaje es claro: Monsanto es ciencia. Todos los que se opongan a sus productos son desinformados, engañados o contrarios al método científico y al progreso.

Se trata de un intento (hasta cómico) de Monsanto por acercarse a la ciencia, ahora que se enfrenta a una denuncia de diversas organizaciones europeas por fraude en los estudios sobre la carcinogenidad del glifosato y que no ha querido hacer públicos la totalidad sus estudios aduciendo a que son “propiedad intelectual”

Anuncios